Noticias Noticias

Ataques de oso pardo a seres humanos: una perspectiva mundial

Los encuentros negativos con osos pardos son raros y muy raramente fatales. Este es el principal hallazgo de este estudio en el que los autores investigaron más de 600 ataques de osos pardos a humanos entre 2000-2015 en toda el área de distribución habitada por la especie. La mayoría de los ataques estuvieron relacionados con el comportamiento defensivo de las hembras protegiendo a sus cachorros. La mitad de las personas atacadas se dedicaban a actividades de ocio en la naturaleza, como el senderismo y la recolección de bayas o cuernos. Otros escenarios frecuentes fueron el resultado de comportamientos humanos inapropiados y que aumentan el riesgo (por ejemplo, caminar en áreas naturales con un perro suelto o perseguir a un oso herido durante la caza), y podrían reducirse si se mejorara la educación pública y la concienciación sobre el tema. Los ataques de osos fueron más frecuentes en áreas remotas con baja densidad de población y alta densidad de osos. Los autores destacan la importancia de educar al gran público sobre cómo comportarse adecuadamente en el país de los osos para aumentar la seguridad humana y de los propios osos, así como para promover la coexistencia. informacion[at]ebd.csic.es: Bombieri et al (2019) Brown bear attacks on humans: a worldwide perspective. Sci Rep https://doi.org/10.1038/s41598-019-44341-w


https://www.nature.com/articles/s41598-019-44341-w
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Los parásitos de la malaria aviar reducen la supervivencia de los mosquitos

Una alteración experimental de la carga de parásitos en las aves infectadas por malaria aviar afecta de manera notable a la supervivencia de los mosquitos que las pican; cuanto más alta es la carga...

“Obsolescencia planificada” en el plumaje de las especies de alaúdidos

Los alaúdidos presentan un plumaje muy desgastado durante la mayor parte del ciclo anual. Las plumas de alondra tienen flecos sin melanizar y son propensas a romperse. Posiblemente las alondras no...