Noticias Noticias

La huella humana y la mortalidad de los buitres

Un estudio ha comprobado que los buitres que viven en áreas más humanizadas, tienen mayores probabilidades de morir debido a causas no naturales provocadas por la actividad humana. Para el estudio se utilizaron dispositivos GPS para comprobar las áreas que frecuentaban 36 buitres leonados del Parque Natural Bardenas Reales de Navarra y otros 30 buitres del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Los datos GPS permitieron conocer cuándo y dónde morían los individuos a lo largo del estudio. En total, en la población de Bardenas Reales murieron 15 buitres mientras que en la población de Cazorla tan sólo murieron 3. Las principales causas de mortalidad fueron las colisiones con vehículos y las electrocuciones en tendidos eléctricos, aunque también se encontraron individuos muertos por intoxicación o por colisionar con aerogeneradores. Explica el estudio que posteriormente, utilizando el conocido como Índice de Huella Humana, se pudo calcular cómo de humanizado estaba el hábitat en el que vivía cada uno de los buitres estudiados. Con estos datos se comprobó que aquellos buitres que habitaban zonas con mayor densidad de población humana e infraestructuras artificiales como carreteras y tendidos eléctricos, tenían mayores probabilidades de morir. Advierte la investigación que en la actualidad los buitres están amenazados en todo el planeta; y recuerda además que son especies de vital importancia no sólo para los ecosistemas, sino también para el bienestar humano, ya que, gracias a su dieta carroñera, eliminan sin coste alguno los cadáveres tanto de animales silvestres como del ganado. En ausencia de buitres, para evitar la expansión de enfermedades como la rabia o la peste, la labor de limpieza debe de ser realizada industrialmente, lo que acarrea no sólo altos costes económicos sino también medioambientales, debido al incremento de las emisiones de CO2 que conlleva el transporte e incineración de los cadáveres. Por eso estos datos son muy preocupantes ya que en el futuro cercano se prevé que crezca la presión humana sobre el medio y, por lo tanto, es muy posible que el estado de conservación de los buitres empeore debido a la alta tasa de mortalidad no natural que provocan los hábitats muy humanizados.. informacion[at]ebd.csic.es: Arrondo et al (2020) Landscape anthropization shapes the survival of a top avian scavenger. Biodivers Conserv. https://doi.org/10.1007/s10531-020-01942-6


https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10531-020-01942-6#
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

¡Espejito, espejito! ¿Qué hábitat debo elegir?

¡Espejito, espejito! ¿Qué hábitat debo elegir?

La hipótesis de adecuación al hábitat sostiene que los individuos seleccionan aquellos hábitats a los que están mejor adaptados, maximizando así su eficacia biológica. Este mecanismo tiene consecuencias ecológicas y evolutivas potencialmente relevantes, pero sorprendentemente pocos estudios han evaluado sus predicciones. En este trabajo, se utilizaron 26 años de datos recogidos en una población de papamoscas cerrojillo para investigar el efecto del fenotipo sobre los patrones de dispersión y selección de hábitat y, en último término, sobre la eficacia biológica (éxito de reclutamiento). En la población de estudio, el tamaño corporal determina la direccionalidad de dispersión en los machos y, como resultado, individuos grandes y pequeños seleccionan, respectivamente, bosques caducifolios y de coníferas. De acuerdo con la hipótesis de adecuación al hábitat, cabría esperar que machos de diferente tamaño aumentaran su eficacia biológica seleccionando hábitats de nidificación diferentes. Los resultados mostraron que, en el bosque caducifolio, donde tienden a concentrarse los individuos más grandes, el éxito de reclutamiento resultó independiente del tamaño corporal. En el bosque de coníferas, donde los machos más pequeños son particularmente abundantes, el éxito de reclutamiento fue máximo en los machos de tamaño medio y muy bajo en los pequeños. Estos resultados no apoyan la operatividad de la hipótesis de adecuación al hábitat y, por tanto, aún carecemos de una demostración concluyente en la naturaleza. informacion[at]ebd.csic.es: Camacho et al (2015) Testing the matching habitat choice hypothesis in nature: phenotype-environment correlation and fitness in a songbird population. Evol Ecol 29: 873–886; DOI 10.1007/s10682-015-9793-4


http://link.springer.com/article/10.1007/s10682-015-9793-4