Noticias Noticias

Los dormideros en tiendas pueden haber llevado a la evolución de la coloración de piel amarilla en murciélagos de la subfamilia Stenodermatinae

El reciente descubrimiento del primer mamífero que deposita cantidades significativas de pigmentos carotenoides en la piel (el murciélago blanco hondureño Ectophylla alba) ha puesto de manifiesto la presencia de coloración amarilla conspicua en la piel desnuda de algunos murciélagos. Esto es patente en la subfamilia Stenodermatinae, en la que muchas especies construyen tiendas con hojas de plantas para formar dormideros comunales durante el día. En base a que las tiendas ofrecen ricas condiciones de luminación al permitir parcialmente el paso de la luz solar a través de las hojas y esto hace que la coloración amarilla probablemente aporte beneficios de camuflaje a los murciélagos en los dormideros; a que el gregarismo facilita la comunicación visual; y a que todos los murciélagos de la subfamilia Stenodermatinae poseen conos L en la retina que permiten la percepción de luz de longitud de onda larga y tienen una dieta frugívora de la que se obtienen carotenoides, se hipotetiza que los dormideros en tiendas podrían haber llevado a la evolución de la coloración de piel amarilla en este grupo de murciélagos. Se evalúa esta predicción en 71 especies en Stenodermatinae. Reconstrucciones de estados ancestrales mostraron que el antecesor común fue más probablemente no colorido y no realizaba dormideros en tiendas, pero ambos rasgos surgieron pronto en la primera ramificación filogenética. Análisis realizados controlando por efectos filogenéticos mostraron que, como se predecía, la coloración de piel amarilla y los dormideros en tiendas coevolucionaron después de su aparición. Esta es la primera explicación para la evolución de coloración corporal en mamíferos nocturnos. Como el ambiente de iluminación nocturna de los bosques está dominado por longitudes de onda amarillas-verdes que coinciden con la sensibilidad espectral de algunos murciélagos, las condiciones de luz nocturna podrían haber actuado conjuntamente con las condiciones de luz diurna en las tiendas para favorecer la evolución de la coloración de piel amarilla en estos animales. informacion[at]ebd.csic.es: Galván et al (2019) Tent?roosting may have driven the evolution of yellow skin coloration in Stenodermatinae bats. J Zool Syst Evol Res https://doi.org/10.1111/jzs.12329


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jzs.12329
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Análisis cofilogenéticos apuntan al cambio de hospedador cómo el mecanismo más común de especiación en simbiontes

Análisis cofilogenéticos apuntan al cambio de hospedador cómo el mecanismo más común de especiación en simbiontes

Los conocimientos científicos acumulados hasta el momento establecían que los simbiontes más abundantes y transmisibles son también los menos letales porque han coevolucionado en cierta manera con muchas más especies. En cuanto a su historia coevolutiva, estas especies se mueven de un hospedador a otro con cierta frecuencia (saltos de hospedador) y su mecanismo de especiación suele venir dado por los cambios asociados a estos cambios de hospedador (especiación por salto de hospedador). Este mecanismo de especiación parece ser el más común para la mayoría de especies de simbiontes. Sin embargo, en el otro extremo, encontramos simbiontes muy localizados en un hospedador, poco transmisibles, que no suelen causar problemas porque es poco probable que se transmitan, pero que son muy letales cuando consiguen contactar con un nuevo hospedador con el que no ha coevolucionado (como en el caso del virus del Ébola). En estas especies, el mecanismo de especiación que se pensaba que era el más habitual es el de coespeciación, donde las especies de simbiontes pasan a ser diferentes especies conforme lo hacen sus hospedadores. Los ácaros de las plumas de las aves son simbiontes de este segundo grupo, es decir, muy especializados y específicos, que desarrollan todo su ciclo de vida en el hospedador. Son, por tanto, un modelo donde se esperaría que la coespeciación fuera el mecanismo de evolución más común. Sin embargo, en este trabajo, utilizando análisis cofilogenéticos basados en filogenias de ácaros construidas con datos de genomas mitocondriales, se ha encontrado que sorprendentemente el mecanismo más común de especiación es el de cambio de hospedador y no el de coespeciación. Este resultado nos obliga a replantearnos la teoría sobre cómo diversifican las especies de simbiontes, especialmente de aquellas especies donde se esperaba que la coespeciación sería el principal motor de especiación. Además, en el contexto de las enfermedades emergentes, abre una nueva vía para terminar de comprender a estas especies y de este modo prevenir la emergencia de enfermedades letales, como el Ébola. informacion[at]ebd.csic.es: Doña et al (2017) Cophylogenetic analyses reveal extensive host-shift speciation in a highly specialized and host-specific symbiont system. Mol  Phylogenet Evol Doi: 10.1016/j.ympev.2017.08.005


http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1055790317303536