Noticias Noticias

Las actividades humanas vinculan la presencia de murciélagos frugívoros con los brotes de la enfermedad del virus del Ébola

Se ha descrito un vínculo significativo entre la pérdida y fragmentación del bosque y los brotes de infección por el virus del Ébola (EVD) en humanos. La deforestación puede alterar la circulación natural de los virus y cambiar la composición, abundancia, comportamiento y, posiblemente, la exposición a los virus de las especies de reservorios. Esto a su vez podría aumentar el contacto entre animales infectados y los humanos. Se sospecha que los murciélagos frugívoros de la familia Pteropodidae son reservorios del virus Ébola. En la actualidad, la única evidencia que asocia estos murciélagos con el EVD es la presencia de individuos seropositivos en ocho especies y reacciones en cadena de la polimerasa en tres. Este estudio ha investigado si las actividades humanas pueden aumentar las áreas de campeo de los murciélagos africanos y si este efecto se superpone geográficamente con brotes de EVD que, a su vez, se verían favorecidos por la deforestación. Se utilizaron registros de observación de especies para las 20 especies de murciélagos frutales que se encuentran en áreas favorables para el virus del Ébola para determinar los factores que afectan el área de campo de los murciélagos dentro del área predicha del virus del Ébola. El área de actividad de algunas especies de murciélagos frutales parecía estar relacionada con actividades humanas dentro de las áreas favorables para el virus del Ébola. Más específicamente, las áreas donde las actividades humanas favorecen la presencia de cinco especies de murciélagos frutales se superponen con las áreas donde los brotes de EVD en humanos fueron favorecidos por la deforestación. Estas cinco especies son las siguientes: Eidolon helvum, Epomops franqueti, Megaloglossus woermanni, Micropteropus pusillus y Rousettus aegyptiacus. De estos cinco, todos menos Megaloglossus woermanni han registrado individuos seropositivos. Para las restantes 15 especies de murciélagos, no se encontró apoyo biogeográfico para la hipótesis de que la influencia humana positiva en los murciélagos frutales podría estar asociada con brotes de Ébola en áreas deforestadas dentro del bioma de los bosques tropicales en África occidental y central. Este trabajo es un primer paso práctico que permite una mayor investigación de las redes y vías que pueden conducir a un brote de EVD. El marco del modelado empleado en este estudio puede usarse para otras enfermedades infecciosas emergentes. informacion[at]ebd.csic.es: Olivero et al (2019) Human activities link fruit bat presence to Ebola virus disease outbreaks. Mammal Review. DOI 10.1111/mam.12173


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/mam.12173
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Comprendiendo las respuestas de las poblaciones de aves residentes y migratorias al calentamiento global

Comprendiendo las respuestas de las poblaciones de aves residentes y migratorias al calentamiento global

Muchos organismos ajustan su fenología reproductiva en respuesta al cambio climático, pero la sensibilidad fenológica a la temperatura puede variar entre las especies. Por ejemplo, las aves residentes y migratorias tienen ciclos anuales muy distintos, que pueden causar una sensibilidad diferente a la temperatura en los lugares de reproducción, y pueden afectar la dinámica competitiva. Sin embargo, actualmente el ajuste al cambio climático en aves residentes y migratorias se ha estudiado por separado o en escalas geográficas relativamente pequeñas utilizando diferentes periodos de tiempo y metodologías. Aquí se compararon los efectos de la temperatura en aves residentes y migratorias utilizando las fechas de inicio de la puesta en 10 lugares de reproducción de aves en Europa entre 1991 y 2015 estudiados mediante un seguimiento a largo plazo de cajas nidos con datos sobre al menos una especie de carbonero (ave residente) y una de papamoscas (ave migratoria). Tanto los carboneros como los papamoscas han adelantado la puesta en respuesta al aumento de temperatura en primavera, pero las poblaciones de carboneros residentes lo han adelantado en mayor medida que los papamoscas migratorios. Estas diferentes respuestas al cambio en la temperatura ya han llevado a una divergencia en las fechas de puesta entre el carbonero y el papamoscas de un promedio de 0,94 días por década durante el período de estudio actual. Curiosamente, esta divergencia fue más fuerte en latitudes más bajas, donde el intervalo entre la fenología del carbonero y el papamoscas es menor y las condiciones de invierno pueden considerarse más favorables para las aves residentes. Esto podría indicar que el ajuste fenológico al cambio climático por parte de los papamoscas se ve cada vez más dificultado por la competencia con especies residentes. De hecho, la fecha de la puesta del carbonero tuvo un efecto adicional en la fecha de la puesta del papamoscas después de controlar por la temperatura, y este efecto fue más fuerte en las áreas con el intervalo más corto entre ambos grupos de especies. En conjunto, los resultados sugieren que el efecto diferencial del cambio climático sobre los grupos de especies con solapamiento en la ecología reproductiva afecta el intervalo fenológico entre ellos, lo que podría afectar las interacciones interespecíficas. informacion[at]ebd.csic.es: Samplonius et al (2018) Phenological sensitivity to climate change is higher in resident than in migrant bird populations among European cavity breeders. Global Change Biol Doi 10.1111/gcb.14160


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1111/gcb.14160