Noticias Noticias

Efectos del cambio climático sobre la anidación de las tortugas marinas

El calentamiento del clima en playas tropicales está afectando a la anidación de las tortugas marinas y amenaza su viabilidad. Por ejemplo, se ha descubierto que varias poblaciones amenazadas de extinción se están feminizando, pues apenas producen machos. Y las previsiones del calentamiento del clima acentuarán este problema. Se podría pensar que, en poblaciones en riesgo de extinción, es mejor que se produzcan más hembras para que la reproducción aumente, pues un macho es suficiente para fecundar a muchas hembras. Sin embargo se ha descubierto que en la tortuga laúd Dermochelys coriacea temperaturas por encima de 30 °C, además de una sex-ratio sesgada hacia hembras, provocan una mayor mortalidad de los nidos y la eclosión de tortuguitas más pequeñas y mucho más torpes, con lo que su probabilidad de supervivencia en la playa y el mar es mucho menor. En este estudio se han ensayado algunas técnicas para favorecer la producción de machos en poblaciones amenazadas de tortuga laúd de zonas muy cálidas, sombreando nidos o incubando al sol pero a mayor profundidad. Efectivamente se producen más machos que hembras y aumenta su supervivencia, rapidez y agilidad. Esto podría indicar que esos machos podrían sobrevivir mejor y compensar el impacto negativo del calor sobre ese sexo. Además, esa incubación más fresca, también sería beneficiosa para las hembras y para la productividad futura de la población, pues aunque la sex-ratio no les favorezca, el balance en cifras absolutas es también mejor en nidos fríos por la mejor calidad de las hembras nacidas en esas condiciones. La mala noticia es que el calentamiento del clima produce una mayoría de hembras en nidos naturales, pero en cantidades muy bajas y una calidad muy pobre que reduce su probabilidad de supervivencia.  A medio plazo, será fundamental la dispersión de la anidación a zonas más frescas y promover políticas de conservación para aumentar la colonización de este tipo de playas. informacion[at]ebd.csic.es: Rivas et al (2019) Potential male leatherback hatchlings exhibit higher fitness which might balance sea turtle sex ratios in the face of climate change. Clim Chang https://doi.org/10.1007/s10584-019-02462-1


https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10584-019-02462-1
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Directrices de restauración para mantener los ecosistemas y su biodiversidad

Directrices de restauración para mantener los ecosistemas y su biodiversidad

El éxito de los proyectos de restauración de un ecosistema va más allá de la protección de cada especie de plantas o animales que viven en él. Los esfuerzos de renaturalización o rewilding, por su nombre en inglés, han de enfocarse en procesos como la complejidad trófica, las perturbaciones naturales y la dispersión, además de en cómo interaccionan entre ellos para la protección de la biodiversidad. En este trabajo se propone un marco conceptual de renaturalización y una serie de pasos a seguir: que se examinen las funciones del ecosistema, se analicen las perturbaciones y en base a ello se planteen una serie de medidas para restaurar los procesos que se han interrumpido. Todo ello al mismo tiempo que se minimiza la intervención humana. Así, por ejemplo, en un paisaje de llanuras de inundación se podrían eliminar las represas que ya no son necesarias, sumergiendo parte del paisaje. Esto podría crear un hábitat para animales y plantas que anteriormente fueron desplazados por los humanos. La renaturalización se centra en el ecosistema en su conjunto e intenta restaurar funciones a través de medidas específicas, permitiendo que el ecosistema se mantenga con poca o ninguna gestión humana. El cambio global está planteando grandes desafíos para lograr la persistencia de los ecosistemas y su biodiversidad. La expansión de las ciudades, la construcción de carreteras, la proliferación de industrias y las prácticas agrícolas intensivas son algunos de los factores condicionantes. Se han destruido ecosistemas enteros, lo que supone una disminución continua de la biodiversidad. Como consecuencia de esto, muchos ecosistemas ya no pueden realizar tareas importantes como la regulación de inundaciones. Hay que tener una visión madura de la naturaleza, las decisiones en esta materia requieren una buena planificación, y para ello hay que considerar también procesos participativos que involucren a investigadores, a gestores y a grupos locales además de contemplar el monitoreo de las especies y el manejo adaptativo. En esta revisión se presentan los pasos a seguir para promover interacciones beneficiosas entre la sociedad y la naturaleza. Este trabajo reconoce que un buen plan de renaturalización debe contemplar todas las percepciones y mitigar los conflictos, además de replantear algunas políticas y medidas para favorecer el trabajo a una escala mayor. informacion[at]ebd.csic.es Perino et al (2019) Rewilding complex ecosystems. Science DOI: 10.1126/science.aav5570

https://science.sciencemag.org/content/364/6438/eaav5570


https://science.sciencemag.org/content/364/6438/eaav5570