Noticias Noticias

Las actividades humanas vinculan la presencia de murciélagos frugívoros con los brotes de la enfermedad del virus del Ébola

Se ha descrito un vínculo significativo entre la pérdida y fragmentación del bosque y los brotes de infección por el virus del Ébola (EVD) en humanos. La deforestación puede alterar la circulación natural de los virus y cambiar la composición, abundancia, comportamiento y, posiblemente, la exposición a los virus de las especies de reservorios. Esto a su vez podría aumentar el contacto entre animales infectados y los humanos. Se sospecha que los murciélagos frugívoros de la familia Pteropodidae son reservorios del virus Ébola. En la actualidad, la única evidencia que asocia estos murciélagos con el EVD es la presencia de individuos seropositivos en ocho especies y reacciones en cadena de la polimerasa en tres. Este estudio ha investigado si las actividades humanas pueden aumentar las áreas de campeo de los murciélagos africanos y si este efecto se superpone geográficamente con brotes de EVD que, a su vez, se verían favorecidos por la deforestación. Se utilizaron registros de observación de especies para las 20 especies de murciélagos frutales que se encuentran en áreas favorables para el virus del Ébola para determinar los factores que afectan el área de campo de los murciélagos dentro del área predicha del virus del Ébola. El área de actividad de algunas especies de murciélagos frutales parecía estar relacionada con actividades humanas dentro de las áreas favorables para el virus del Ébola. Más específicamente, las áreas donde las actividades humanas favorecen la presencia de cinco especies de murciélagos frutales se superponen con las áreas donde los brotes de EVD en humanos fueron favorecidos por la deforestación. Estas cinco especies son las siguientes: Eidolon helvum, Epomops franqueti, Megaloglossus woermanni, Micropteropus pusillus y Rousettus aegyptiacus. De estos cinco, todos menos Megaloglossus woermanni han registrado individuos seropositivos. Para las restantes 15 especies de murciélagos, no se encontró apoyo biogeográfico para la hipótesis de que la influencia humana positiva en los murciélagos frutales podría estar asociada con brotes de Ébola en áreas deforestadas dentro del bioma de los bosques tropicales en África occidental y central. Este trabajo es un primer paso práctico que permite una mayor investigación de las redes y vías que pueden conducir a un brote de EVD. El marco del modelado empleado en este estudio puede usarse para otras enfermedades infecciosas emergentes. informacion[at]ebd.csic.es: Olivero et al (2019) Human activities link fruit bat presence to Ebola virus disease outbreaks. Mammal Review. DOI 10.1111/mam.12173


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/mam.12173
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

El cangrejo rojo americano incrementa la infección del hongo quitridio en anfibios

El cangrejo rojo americano incrementa la infección del hongo quitridio en anfibios

La quitridiomicosis es una enfermedad infecciosa emergente que causa severos declives en poblaciones de anfibios a nivel mundial. En este estudio se ha analizado el papel del cangrejo rojo americano Procambarus clarkii como potencial reservorio del hongo quitridio Batrachochytrium dendrobatidis causante de la quitridiomicosis. Los investigadores han detectado la presencia del hongo quitridio en el tracto digestivo de individuos de cangrejo rojo americano, capturados en el oeste de Andalucía, así como en el Parque Nacional de Doñana. El hongo quitridio ha sido identificado por métodos moleculares, y confirmado histológicamente, en el tejido gastrointestinal del cangrejo rojo americano, sugiriendo así su posible papel como reservorio de la enfermedad. Tal hallazgo ha sido descubierto por primera vez en poblaciones invasoras del cangrejo rojo americano. El artículo reporta una prevalencia de infección del hongo quitridio en el cangrejo rojo americano de hasta el 20% en un arroyo del oeste de Andalucía y del 26% en charcas del Parque Nacional de Doñana, lo que podría representar un serio problema para la conservación de los anfibios en un sistema que comprende más de 3.000 lagunas temporales como es el Parque Nacional de Doñana. Más importante aún resulta la conclusión de que la presencia de cangrejo rojo americano en las masas de agua con anfibios incrementa la probabilidad de que se infecten con el hongo patógeno. Aunque las condiciones ambientales del Parque Nacional de Doñana previenen las mortalidades masivas que provoca el hongo en humedales permanentes, la presencia conjunta de ambas especies invasoras -cangrejos y hongos- podría resultar nefasta para las poblaciones de anfibios de otras zonas. Este trabajo pone de manifiesto la necesidad de establecer un seguimiento de la incidencia de la enfermedad a lo largo del año, incluyendo el estudio de variables ambientales que podrían modular la dinámica de la enfermedad, así como futuros estudios experimentales sobre la importancia de la transmisión del hongo quitridio a través del cangrejo rojo americano. informacion[at]ebd.csic.es: Oficialdegui et al (2019) The invasive red swamp crayfish (Procambarus clarkii) increases infection of the amphibian chytrid fungus (Batrachochytrium dendrobatidis). Biol Invasions DOI: 10.1007/s10530-019-02041-6


https://link.springer.com/article/10.1007/s10530-019-02041-6