Noticias Noticias

El CSIC advierte de que la biodiversidad de los ecosistemas alpinos africanos está en extinción por la presión humana

Lobo etíope / Pixabay

La conservación de la biodiversidad de las montañas tropicales requiere una aproximación holística, utilizando información genética, ecológica y geográfica para comprender los efectos causantes a distintas escalas temporales y abordan do simultáneamente sus múltiples amenazas. Esta estrategia es igualmente necesaria en nuestros ecosistemas alpinos muy amenazados y sometidos también a presiones tanto ambientales como de origen humano.

En un estudio llevado a cabo por la Estación Biológi ca de Doñana (EBD/CSIC) y publicado en la revista ‘ Evolutionary Applications' se determina que la diversidad genética de los endemismos alpinos africanos se está erosionando. Es el caso de una especie endémica de murciélago de Etiopía que, al igual que el lobo etíope, el estudio muestra que sus poblaciones se encuentran cada vez más aisladas en los picos de las montañas por el cambio global y la transformación de sus hábitats por la acción humana.

En dicho estudio ha participado el investigador de la EBD Javier Juste, junto la
Universidad de Exeter y la Universidad de Stirling, en Reino Unido; la Universidad Dire Dawa, en Etiopía; el Research Centre in Biodiversity and Genetic Resources (CIBIO), Veirão, y la Universidad de Porto, en Portugal; y el CIBER de Epidemiología y Salud Pública, de Madrid.

Como resultados de la investigación, Juste afirma que "la biodiversidad de los ecosistemas alpinos africanos se encuentra amenazada por dos tipos de fenómenos. En primer lugar, los ambientales. Al ser la fauna y flora de las altas montañas altamente especializada en todo el mundo, el calentamiento global las amenaza especialmente otros organismos pueden 'migrar' hacia el norte huyendo del calentamiento, pero los que viven en los picos simplemente no tienen dónde ir. Y se extinguen. La situación es especialmente crítica en las montañas de zonas ecuatoriales". "Por otro lado, destacamos también la presión humana. La población humana sigue aumentando exponencialmente en los trópicos, incrementando su presión sobre los ecosistemas naturales, con consecuencias especialmente graves en los frágiles ecosistemas de montaña", añade el investigador de la EBD.

La investigación constata que el rápido crecimiento de la población humana en Etiopía durante los últimos 150 años, de aproximadamente 6,6 millones en 1868 a más de 100 millones (ONU, 2019), y el correspondiente aumento de la presión sobre los entornos naturales y la invasión humana en parques nacionales y otras áreas protegidas ha provocado una extensa degradación del hábitat. Esta presión se ha relacionado con pérdidas de biodiversidad, desde la disminución de ranas endémicas (Gower et al., 2013) hasta la disminución de grandes especies de mamíferos emblemáticos como el lobo etíope endémico, Canis simensis (Stephens e t al. 2001). Sin embargo, también se han observado algunos signos de recuperación de la vegetación desde principios del siglo XXI y tras el inicio de programas de recuperación ambiental en la década de 1980 y el establecimiento de nuevas áreas protegidas q ue protegen hasta el 15 por ciento del país del pastoreo de ganado, y que abren la esperanza para la conservación.

Vías de investigación

En palabras del investigador Javier Juste, "necesitamos seguir profundizando en el conocimiento de los puntos de fricción con las actividades humanas para poder diseñar acciones específicas de conservación de los ecosistemas alpinos. En nuestras latitudes son las pistas de ski, en Etiopía son el sobrepastoreo". Hay que poner un límite a la explotación de estos ecosiste mas frágiles de montaña que garantice su conservación a generaciones futuras.

 

informacion[at]ebd.csic.es

REFERENCIA:

Orly Razgour, Mohammed Kasso, Helena Santos, Javier Juste (2020) Threats to Afromontane biodiversity from climate change and habitat loss revealed by genetic monitoring of the Ethiopian Hi ghlands bat. Evolutionary applications. DOI: 10.1111/eva.13161

Ver nota de prensa completa
 


Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Evaluación genética del programa de conservación ex situ del lince ibérico

Evaluación genética del programa de conservación ex situ del lince ibérico

Los programas ex situ se han vuelto críticos para mejorar la conservación de muchas especies amenazadas, ya que establecen poblaciones de respaldo y proporcionan individuos para la reintroducción y el refuerzo de poblaciones silvestres. El lince ibérico fue considerada la especie felina más amenazada del mundo después de un dramático declive durante la segunda mitad del siglo XX, que redujo su número a solo 100 individuos. En 2003 se estableció un programa de conservación ex situ con individuos de las dos poblaciones remanentes bien diferenciadas, con gran éxito desde el punto de vista demográfico. Este estudio evalúa el estado genético de la población cautiva del lince ibérico a partir de datos moleculares de 36 microsatélites, incluidos los patrones de relación y representatividad de los dos antecedentes genéticos remanentes en las poblaciones fundadoras, la evolución de la diversidad y la endogamia a lo largo de los años y la diferenciación genética entre los diferentes centros de cría. En términos generales, la población ex situ alberga la mayor parte de la variabilidad genética encontrada en las dos poblaciones silvestres y ha podido mantener niveles razonablemente bajos de endogamia y alta diversidad, validando así las medidas de manejo aplicadas y posiblemente representando un modelo para otras especies en necesidad de conservación. El programa de reproducción ex situ del lince ibérico ha sido una pieza clave en la conservación multifacética del lince ibérico. Después de 12 años, ha logrado los dos objetivos principales que se plantearon en su inicio. En primer lugar, ha logrado establecer una población ex situ demográfica y genéticamente saludable que puede actuar como salvaguarda de la especie en caso de extinción en la naturaleza. En segundo lugar, después de unos años de crecimiento interno, la población ha servido como fuente casi exclusiva de individuos para la reintroducción en la naturaleza. Además, el programa ha reunido un conjunto de expertos en muchos campos diferentes, así como ha fomentado y coordinado la investigación sobre temas de gran relevancia para la conservación de la especie, al tiempo que se ha convertido en un importante motor de sensibilización y difusión. El programa ex situ del lince ibérico ha sido bastante eficaz para representar, aumentar y mantener la baja diversidad genética que sobrevivió al último cuello de botella severo de la especie, al tiempo que minimizó la acumulación de endogamia, lo que en última instancia debería resultar en un mayor potencial de adaptación y condición física. En este sentido, el programa ex situ del lince ibérico podría servir como un ejemplo de manejo basado en el pedigrí, asistido por marcadores moleculares, para otras especies en etapas de conservación similares. informacion[at]ebd.csic.es: Kleinman-Ruiz et al (2019) Genetic evaluation of the Iberian lynx ex situ conservation programme. Heredity Doi 10.1038/s41437-019-0217-z


https://www.nature.com/articles/s41437-019-0217-z