Noticias Noticias

De los vertederos a los lagos: las gaviotas como transportadoras de nutrientes

La eutrofización en sistemas acuáticos es un problema global con implicaciones tanto económicas como ecológicas. La guanotrofización ocurre cuando las aves acuáticas utilizan lagos como dormideros e importan nutrientes (N y P por ejemplo) desde los sistemas terrestres de los alrededores. Hasta ahora se cuantificaba el efecto de las aves basándose en censos sin tener en cuenta sus movimientos reales. En este estudio se ha cuantificado la aportación de nutrientes por la gaviota sombría Larus fuscus en la Laguna de Fuente de Piedra en Andalucía, uno de los dormideros de gaviota sombría más importantes de la zona. Durante siete inviernos de 2010 a 2017, se utilizaron datos GPS de movimientos de 20 gaviotas sombrías que se alimentaban en cuatro vertederos. Combinando los movimientos con el análisis de N y P de excreta y censos mensuales, se cuantificó la entrada total nutrientes por invierno. Los datos de movimiento ayudaron a estimar la proporción del tiempo que pasan las gaviotas en Fuente de Piedra, pero también a corregir los censos, ya que a la hora que se realizaban los conteos muchos individuos (un 69% de ellos) ya habían salido del dormidero para alimentarse. La importación de nutrientes dependió sobre todo del tiempo pasado en la laguna, el cual aumentó en los inviernos recientes y dependía en parte de los niveles de agua de la laguna. Se estimó una media de 10.17 Kg N/ha año y 2.07 Kg P/ha año con los niveles más altos en 2016-2017. El guano de las gaviotas es la entrada de nutrientes más importante en la laguna durante el invierno. El aporte de nutrientes de egagrópilas se había ignorado hasta ahora en otros estudios, pero es un aporte de P más importante que los excrementos. La utilización de datos movimiento puede mejorar los estudios de guanotrofizacion mediante la identificación del origen de los nutrientes, corrigiendo los censos y estimando los tiempos de permanencia en los dormideros. informacion[at]ebd.csic.es: Martín-Vélez et al (2019). Quantifying nutrient inputs by gulls to a fluctuating lake aided by movement ecology methods. Freshwater Biol https://doi.org/10.1111/fwb.13374


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/fwb.13374
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Factores ambientales y antropogénicos en los daños causados por osos

Factores ambientales y antropogénicos en los daños causados por osos

En Europa cada año se reclaman las indemnizaciones por daños causados por osos pardos de unas 12.000 ovejas y cabras y 2.000 colmenas. La mayoría de estas pérdidas se concentran en unos pocos países. Este estudio destaca que las diferencias no están relacionadas con la abundancia de los osos, sino con las prácticas de manejo y uso de los recursos. Las pérdidas de ganado por ataques de lobos o las de colmenas por osos, conllevan consecuencias económicas y emocionales que han desencadenado un rechazo hacia estas especies y los ha llevado al borde de la extinción en muchas zonas. Sin embargo, las cosas han cambiado. Ahora lobos, osos y otros depredadores están protegidos y en muchos países se compensan económicamente los daños. Este estudio muestra que el número de compensaciones por daños de osos es muy diferente entre las regiones europeas. Por ejemplo, en Noruega son alrededor de 900 compensaciones al año, mientras que en Estonia sólo 30. Estas diferencias son más grandes si tenemos en cuenta que en Estonia hay 4 veces más osos que en Noruega. Dicho de otra forma: el número de compensaciones por oso es 150 veces más alto en Noruega que en Estonia. Para explicar estas diferencias tenemos que fijarnos en la forma de gestión: por ejemplo cómo se compensan las reclamaciones, si se aplica alimentación suplementaria, o la cantidad de terreno agrícola en la zona. Todos estos factores influyen en el número final de reclamaciones; sin embargo, la abundancia de osos no tiene ninguna influencia sobre ello. Una práctica comúnmente utilizada para disminuir los daños es reducir el número de osos. Este estudio demuestra que las cosas no son tan simples, y que las regiones donde se permite la caza o con un número menor de osos no son necesariamente las que tienen menos reclamaciones. La forma de compensar los daños difiere entre países y estas diferencias se reflejan en el número de compensaciones. Un ejemplo de buenas prácticas es Suecia, donde el gobierno subvenciona las medidas preventivas para proteger el ganado y las colmenas, tales como pastores eléctricos y perros. Cuando hay una denuncia por daños, un inspector tiene que verificar que fueron causados por un oso y las compensaciones se abonan únicamente si se están utilizando medidas preventivas. En el otro extremo, en Noruega hasta el 95% de las compensaciones no son verificadas, y corresponden a ganado suelto y sin protección. Estas diferencias entre países vecinos no son raras en Europa: los mismos osos son culpables de numerosos daños en un lado de la frontera, y sólo de unos pocos en el otro. informacion[at]ebd.csic.es: Bautista et al (2016) Patterns and correlates of claims for brown bear damage on a continental scale. J Appl Ecol doi:10.1111/1365-2664.12708


http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1365-2664.12708/full