Noticias Noticias

Los parásitos de la malaria aviar reducen la supervivencia de los mosquitos

Una alteración experimental de la carga de parásitos en las aves infectadas por malaria aviar afecta de manera notable a la supervivencia de los mosquitos que las pican; cuanto más alta es la carga de parásitos en las aves infectadas, menor es la tasa de supervivencia de los mosquitos que las pican. Estos resultados suponen una primera demostración experimental del impacto de los parásitos en la supervivencia de los mosquitos, utilizando para ello una alteración de la carga de parásitos en las aves de las que se alimentan. Además, por la similitud en su ciclo vital, los parásitos de la malaria aviar suponen un excelente modelo de estudio para identificar los factores que afectan a su transmisión por mosquitos, donde la supervivencia del insecto vector juega un importante papel. Para este estudio, se modificó la carga parasitaria de la malaria aviar del género Plasmodium en 36 ejemplares de gorrión común Passer domesticus con el fármaco antimalárico primaquina. El tratamiento redujo la carga de parásitos en las aves infectadas en comparación con las aves control, que fueron inyectadas con suero salino. Las aves fueron expuestas a la picadura de los mosquitos de la especie Culex pipiens, el principal transmisor o vector de los parásitos de la malaria aviar. La tasa de supervivencia de los mosquitos fue monitorizada durante los trece días posteriores a la picadura sobre las aves en periodos de doce horas. Transcurrido este tiempo, se obtuvo una muestra de saliva de los mosquitos para identificar la presencia de parásitos de la malaria aviar en dicha secreción. Tanto la saliva de los mosquitos como su cabeza y tórax, donde se encuentran las glándulas salivares del insecto en las que se acumulan los parásitos, fueron analizadas utilizando herramientas moleculares para detectar la presencia de los parásitos. Los análisis determinaron que había sido menor la supervivencia en aquellos mosquitos que habían picado a los ejemplares de aves con mayor carga de parásito. Estos resultados concuerdan con los encontrados en aves, donde la infección por parásitos también se asocia con un incremento en su mortalidad. Al igual que ocurre con las personas, las aves silvestres también se ven afectadas por la malaria, aunque los parásitos de la malaria que afectan a las aves son diferentes y no pueden ser transmitidos a los humanos. Si bien es cierto que los parásitos de la malaria aviar requieren de los mosquitos para ser transmitidos eficazmente entre un ave infectada y un nuevo hospedador, los resultados de este estudio indican que estos parásitos implican un coste sobre la supervivencia de los insectos. informacion[at]ebd.csic.es: Gutiérrez-López et al (2019) Experimental reduction of host Plasmodium infection load affects mosquito survival. Scientific Reports 9(1): 8782 https://doi.org/10.1038/s41598-019-45143-w


https://www.nature.com/articles/s41598-019-45143-w
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Filtros solares en los huevos de aves silvestres

Filtros solares en los huevos de aves silvestres

A los huevos de las aves silvestres de Doñana también han llegado los compuestos que nos protegen de la radiación UV (filtros solares). Este hallazgo es relevante porque demuestra que, si está en el huevo, antes de que el ave  se haya desarrollado y se haya expuesto al medio ambiente, es porque la madre ha transferido el contaminante antes de la puesta. Se han analizado muestras de huevos no fecundados o malogrados de 7 especies residentes en Doñana o migratorias que visitan anualmente el espacio natural protegido. La totalidad de las muestras contienen o bien los filtros solares originales, que se pueden hallar en los productos  de cuidado personal, o bien sus metabolitos. Hallar los metabolitos demuestra que una vez el contaminante ha llegado al organismo de la madre, éste lo ha metabolizado y transformado en otros compuestos (metabolitos), pero no los ha excretado, o al menos, no totalmente.  La oxibenzona, uno de los filtros más frecuentes, estaba presente en todas las muestras. Un metabolito de la oxibenzona, la hidroxibenzofenona, se ha hallado a niveles mucho mayores y en todas las muestras. Otros metabolitos hallados son la benzobenzona 1 y la dihidroxibenzofenona. De este hallazgo, se infiere que los filtros solares llegan a las aves a través del tracto gastrointestinal (ingeridos con el alimento o el agua), que los metaboliza y los transfiere al huevo cuando éste todavía se está formando, antes de la puesta. De las muestras analizadas, la cigüeña blanca  (Cicona ciconia) y el aguilucho lagunero (Circus aeroginosus) son las especies  más contaminadas, con concentraciones  de filtros solares de entre 834 y 985 nanogramos por gramo. Estas concentraciones superan las concentraciones máximas permitidas según lo estipulado para agua y biota en la Directiva Marco del Agua europea para contaminantes regulados, como el mercurio. En los últimos  años ha aumentado la presencia de filtros solares en los productos de cuidado e higiene personal. Ya no están sólo en las cremas solares, sino también en los productos para el cabello o maquillaje, en textiles, adhesivos, pinturas, plásticos… Como se unen fácilmente a los lípidos (son lipofílicos), se acumulan en los organismos. Trabajos previos de estos investigadores ya habían revelado la presencia de filtros solares y parabenos en la placenta de mujeres gestantes y de mamíferos marinos, así como en leche materna. Sobre sus efectos, los estudios hasta la fecha son escasos, pero hay indicios significativos de que pueden ser disruptores endocrinos y cancerígenos, causar endometriosis en mujeres y disminuir la calidad del semen en hombres. informacion[at]ebd.csic.es: Molins-Delgado et al (2017) A potential new threat to wild life: presence of UV filters in bird eggs from a preserved area. Environ Sci Technol DOI: 10.1021/acs.est.7b03300


https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28870065