Noticias Noticias

Más evidencias de cómo la acción humana está afectando la evolución de animales y plantas

Muchas especies en la Tierra establecen relaciones beneficiosas con otras especies, como por ejemplo las plantas y sus dispersores de semillas. Si los animales que comen frutos desaparecen repentinamente, las plantas que dependen de ellos para dispersarse sufrirán las consecuencias. Tales relaciones son el resultado de millones de años de evolución de ambos grupos de organismos. Aquí se cuantifica cuántos años de evolución estamos perdiendo debido a la extinción de los animales frugívoros que establecen relaciones beneficiosas con las plantas. Los investigadores demostraron que algunas interacciones entre las aves y las plantas son bastante más antiguas que otras y que la extinción de una de las partes provoca una gran pérdida de la historia evolutiva. Las historias evolutivas más antiguas tienden a ser bastante particulares y realizan funciones únicas en la Naturaleza. En la Selva Atlántica, por ejemplo, la jacutinga Pipile jacutinga tiene una historia evolutiva de alrededor de 29 millones de años (Ma) y es uno de los principales dispersores del plamito juçara Euterpe edulis, que tiene alrededor de 99 Ma. Combinados, su interacción contiene cerca de 130 Ma de información evolutiva única. La jacutinga es una de las aves más cazadas en la Selva Atlántica y, si se extingue, llevará consigo la desaparición de la historia evolutiva de todas las interacciones que establece, incluida la dispersión de semillas del palmito juçara. Los seres humanos están actuando en la Tierra como el meteoro que mató a los dinosaurios. No solo estamos empobreciendo la biodiversidad de nuestro planeta, sino también empobreciendo la historia evolutiva de la Tierra. informacion[at]ebd.csic.es: Emer et al (2019) Defaunation precipitates the extinction of evolutionarily distinct interactions in the Anthropocene. Sci Adv DOI: 10.1126/sciadv.aav6699


https://advances.sciencemag.org/content/5/6/eaav6699
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Heterocromía asimétrica en la coloración del iris de las aves

Heterocromía asimétrica en la coloración del iris de las aves

Los ojos de los torillos, aves de la familia Turnicidae, presentan una mancha en forma de media luna de color marrón oscuro en el iris, debajo de la pupila, cuya forma y extensión varía según la cantidad de luz que reciben. Estas manchas podrían hacer de "gafas de sol" que, junto al conocido mecanismo de apertura y cierra de la pupila, facilitarían la visión de estas aves en momentos de cambios en intensidad de luz. Se trata de la primera vez que se describe un patrón de color asimétrico del iris en las aves. Esta característica se ha encontrado en los ojos de todas las especies de los torillos del género Turnix, tanto en ejemplares adultos como en pollos recién nacidos. Revisarndo fotografías en alta definición de 1570 especies de aves, se ha encontrado algún tipo de manchas o "heterocromía asimétrica" en los ojos de 85 especies de aves como los ibises, avetorillos, ostreros, palomas, pájaros carpinteros y tucanes, pero la asimetría no es constante en todas las clases de edades, de sexos o todas las especies de un grupo taxonómico. La persistencia de esta mancha en los torillos sugiere que es un carácter sujeto a selección natural y, probablemente, está relacionado con la regulación de la luz que entra en el ojo. informacion[at]ebd.csic.es: Gutiérrez-Expósito (2018) Asymmetric iris heterochromia in birds: the dark crescent of buttonquails. J Ornithol https://doi.org/10.1007/s10336-018-1606-4


https://link.springer.com/article/10.1007/s10336-018-1606-4#citeas