Noticias Noticias

Los dormideros en tiendas pueden haber llevado a la evolución de la coloración de piel amarilla en murciélagos de la subfamilia Stenodermatinae

El reciente descubrimiento del primer mamífero que deposita cantidades significativas de pigmentos carotenoides en la piel (el murciélago blanco hondureño Ectophylla alba) ha puesto de manifiesto la presencia de coloración amarilla conspicua en la piel desnuda de algunos murciélagos. Esto es patente en la subfamilia Stenodermatinae, en la que muchas especies construyen tiendas con hojas de plantas para formar dormideros comunales durante el día. En base a que las tiendas ofrecen ricas condiciones de luminación al permitir parcialmente el paso de la luz solar a través de las hojas y esto hace que la coloración amarilla probablemente aporte beneficios de camuflaje a los murciélagos en los dormideros; a que el gregarismo facilita la comunicación visual; y a que todos los murciélagos de la subfamilia Stenodermatinae poseen conos L en la retina que permiten la percepción de luz de longitud de onda larga y tienen una dieta frugívora de la que se obtienen carotenoides, se hipotetiza que los dormideros en tiendas podrían haber llevado a la evolución de la coloración de piel amarilla en este grupo de murciélagos. Se evalúa esta predicción en 71 especies en Stenodermatinae. Reconstrucciones de estados ancestrales mostraron que el antecesor común fue más probablemente no colorido y no realizaba dormideros en tiendas, pero ambos rasgos surgieron pronto en la primera ramificación filogenética. Análisis realizados controlando por efectos filogenéticos mostraron que, como se predecía, la coloración de piel amarilla y los dormideros en tiendas coevolucionaron después de su aparición. Esta es la primera explicación para la evolución de coloración corporal en mamíferos nocturnos. Como el ambiente de iluminación nocturna de los bosques está dominado por longitudes de onda amarillas-verdes que coinciden con la sensibilidad espectral de algunos murciélagos, las condiciones de luz nocturna podrían haber actuado conjuntamente con las condiciones de luz diurna en las tiendas para favorecer la evolución de la coloración de piel amarilla en estos animales. informacion[at]ebd.csic.es: Galván et al (2019) Tent?roosting may have driven the evolution of yellow skin coloration in Stenodermatinae bats. J Zool Syst Evol Res https://doi.org/10.1111/jzs.12329


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jzs.12329
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

La actividad agropecuaria incrementa la exposición del lobo a virus caninos

La actividad agropecuaria incrementa la exposición del lobo a virus caninos

En paisajes con núcleos urbanos y actividad agropecuaria existe el riesgo de transmisión de patógenos de los animales domésticos a la fauna silvestre. Con objeto de conocer la dinámica de las infecciones víricas en poblaciones de lobo ibérico  en este tipo de entornos, entre 2010 y 2013 se han analizado muestras biológicas de 54 lobos, colectadas en zonas de Galicia y Asturias con distinta densidad de población humana y con distinta densidad de explotaciones ganaderas. Mediante análisis serológicos y moleculares se ha examinado la exposición de los lobos a cuatro virus caninos patogénicos: moquillo canino (CDV), parvovirus canino 2 (CPV), adenovirus canino 1 y 2 (CAV-1 y CAV-2) y herpesvirus canino. El 76% y el 75% de los lobos habían estado expuestos a CPV y a CAV, respectivamente. En el 51% de los individuos hubo infección conjunta de CPV y CAV-1. Por primera vez en una especie de carnívoro silvestre se registraron varios casos de infección con CAV-2. La probabilidad de exposición de los lobos a CPV estuvo positiva y significativamente correlacionada con la densidad de explotaciones ganaderas alrededor del lugar donde fue encontrado cada ejemplar de lobo. Esto sugiere que los perros podrían ser el origen de los parvovirus del lobo en esta región. La ausencia de variaciones estacionales e interanuales en la proporción de individuos infectados sugiere que CPV y CAV-1 son enzoóticos. Sin embargo, mientras la presencia de CPV puede depender de introducciones más o menos regulares desde los perros, CAV-1 podría mantenerse dentro de la población de lobos. No se hallaron de exposición a CDV ni a CHV. La falta de inmunidad adquirida ante CDV en los lobos de esta región del norte de España podría predisponerles a una alta tasa de mortalidad en caso de que se produjera la difusión del moquillo desde los perros. informacion[at]ebd.csic.es: Millán et al (2016) Patterns of exposure of Iberian wolves (Canis lupus) to canine viruses in human-dominated landscapes. EcoHealth EcoHealth 13, 123–134 DOI: 10.1007/s10393-015-1074-8


http://link.springer.com/article/10.1007/s10393-015-1074-8