Noticias Noticias

Los dormideros en tiendas pueden haber llevado a la evolución de la coloración de piel amarilla en murciélagos de la subfamilia Stenodermatinae

El reciente descubrimiento del primer mamífero que deposita cantidades significativas de pigmentos carotenoides en la piel (el murciélago blanco hondureño Ectophylla alba) ha puesto de manifiesto la presencia de coloración amarilla conspicua en la piel desnuda de algunos murciélagos. Esto es patente en la subfamilia Stenodermatinae, en la que muchas especies construyen tiendas con hojas de plantas para formar dormideros comunales durante el día. En base a que las tiendas ofrecen ricas condiciones de luminación al permitir parcialmente el paso de la luz solar a través de las hojas y esto hace que la coloración amarilla probablemente aporte beneficios de camuflaje a los murciélagos en los dormideros; a que el gregarismo facilita la comunicación visual; y a que todos los murciélagos de la subfamilia Stenodermatinae poseen conos L en la retina que permiten la percepción de luz de longitud de onda larga y tienen una dieta frugívora de la que se obtienen carotenoides, se hipotetiza que los dormideros en tiendas podrían haber llevado a la evolución de la coloración de piel amarilla en este grupo de murciélagos. Se evalúa esta predicción en 71 especies en Stenodermatinae. Reconstrucciones de estados ancestrales mostraron que el antecesor común fue más probablemente no colorido y no realizaba dormideros en tiendas, pero ambos rasgos surgieron pronto en la primera ramificación filogenética. Análisis realizados controlando por efectos filogenéticos mostraron que, como se predecía, la coloración de piel amarilla y los dormideros en tiendas coevolucionaron después de su aparición. Esta es la primera explicación para la evolución de coloración corporal en mamíferos nocturnos. Como el ambiente de iluminación nocturna de los bosques está dominado por longitudes de onda amarillas-verdes que coinciden con la sensibilidad espectral de algunos murciélagos, las condiciones de luz nocturna podrían haber actuado conjuntamente con las condiciones de luz diurna en las tiendas para favorecer la evolución de la coloración de piel amarilla en estos animales. informacion[at]ebd.csic.es: Galván et al (2019) Tent?roosting may have driven the evolution of yellow skin coloration in Stenodermatinae bats. J Zool Syst Evol Res https://doi.org/10.1111/jzs.12329


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jzs.12329
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

La dispersión intercontinental ancestral de los lobos según el genoma mitocondrial

La dispersión intercontinental ancestral de los lobos según el genoma mitocondrial

Los lobos (Canis lupus) se encuentran en todo el Holártico. En este estudio se testa la hipótesis propuesta anteriormente de que los actuales lobos norteamericanos se originaron a partir de múltiples oleadas de colonización desde Asia. También se ha contrastado la hipótesis de que las conexiones de tierra han sido importantes en la historia evolutiva de otras poblaciones aisladas en Japón. Los análisis revelan que el genoma mitocondrial de los lobos que viven en América del Norte, incluyendo los lobos mexicanos, probablemente derive de un único evento de colonización desde Eurasia. Esta colonización se produjo cuando existía un istmo entre Eurasia y América del Norte, antes de que las capas de hielo Cordillerano y Laurentino se fusionaran en el Último Máximo Glacial, aproximadamente hace 23.000 años, mucho más reciente de lo predicho por el registro fósil. Los istmos del Pleistoceno también facilitaron la colonización por separado de Hokkaido y de las islas japonesas meridionales. Los linajes de  los lobos norteamericanos actuales derivan de aquellos que migraron desde Eurasia coincidiendo con la formación más reciente  de un istmo. Los linajes maternos de los lobos americanos del Pleistoceno Inferior no están representados en los lobos americanos actuales, lo que indica que no dejaron descendientes. Las pautas de colonización de América del Norte, Hokkaido y de las islas japonesas meridionales corresponden con los cambios en la conectividad de la tierra como consecuencia de la variación del nivel del mar. informacion[at]ebd.csic.es: Koblmüller et al (2016) Whole mitochondrial genomes illuminate ancient intercontinental dispersals of grey wolves (Canis lupus). J Biogeogr 43: 1728–1738. doi:10.1111/jbi.12765


http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jbi.12765/abstract