Noticias Noticias

Una nueva subespecie de pardela pichoneta para las islas Canaria

La taxonomía de petreles y pardelas aún no está resuelta. La pardela pichoneta Puffinus puffinus es una de las aves marinas mejor estudiadas del mundo. La mayor parte de la información conocida sobre esta ave marina se centra en las poblaciones del norte, donde la especie es abundante. Sin embargo, la especie presenta un elevado número de poblaciones periféricas, que son extremadamente pequeñas y difíciles de estudiar en comparación con las poblaciones centrales. Utilizando un enfoque integrador, este estudio proporciona evidencias de la diferenciación fenológica, morfológica, acústica, del color del plumaje y genética de las pardelas canarias (la población más al sur de su área de cría) de las colonias reproductoras del norte. La población canaria tiene un pequeño número de colonias reproductoras y está disminuyendo, por lo que su reconocimiento taxonómico afecta críticamente los esfuerzos de conservación. En este trabajo se propone clasificar la población reproductora canaria como un nuevo taxón presentando la descripción formal de una nueva subespecie Puffinus puffinus canariensis ssp. nova. El holotipo y paratipos se encuentran en depositados en las colecciones de la EBD-CSIC. informacion[at]ebd.csic.es: Rodriguez at al (2020) Cryptic differentiation in the Manx Shearwater hinders the identification of a new endemic subspecies. J Avian Biol Doi 10.1111/jav.02633


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/jav.02633
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

La dispersión intercontinental ancestral de los lobos según el genoma mitocondrial

La dispersión intercontinental ancestral de los lobos según el genoma mitocondrial

Los lobos (Canis lupus) se encuentran en todo el Holártico. En este estudio se testa la hipótesis propuesta anteriormente de que los actuales lobos norteamericanos se originaron a partir de múltiples oleadas de colonización desde Asia. También se ha contrastado la hipótesis de que las conexiones de tierra han sido importantes en la historia evolutiva de otras poblaciones aisladas en Japón. Los análisis revelan que el genoma mitocondrial de los lobos que viven en América del Norte, incluyendo los lobos mexicanos, probablemente derive de un único evento de colonización desde Eurasia. Esta colonización se produjo cuando existía un istmo entre Eurasia y América del Norte, antes de que las capas de hielo Cordillerano y Laurentino se fusionaran en el Último Máximo Glacial, aproximadamente hace 23.000 años, mucho más reciente de lo predicho por el registro fósil. Los istmos del Pleistoceno también facilitaron la colonización por separado de Hokkaido y de las islas japonesas meridionales. Los linajes de  los lobos norteamericanos actuales derivan de aquellos que migraron desde Eurasia coincidiendo con la formación más reciente  de un istmo. Los linajes maternos de los lobos americanos del Pleistoceno Inferior no están representados en los lobos americanos actuales, lo que indica que no dejaron descendientes. Las pautas de colonización de América del Norte, Hokkaido y de las islas japonesas meridionales corresponden con los cambios en la conectividad de la tierra como consecuencia de la variación del nivel del mar. informacion[at]ebd.csic.es: Koblmüller et al (2016) Whole mitochondrial genomes illuminate ancient intercontinental dispersals of grey wolves (Canis lupus). J Biogeogr 43: 1728–1738. doi:10.1111/jbi.12765


http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jbi.12765/abstract