Noticias Noticias

Evolución replicada en ranas del Caribe

La aparición de especies nuevas tiende a verse como un proceso dominado por el azar y que refleja una historia evolutiva única e irrepetible para cada especie. Las mutaciones que se van acumulando en las cadenas de ADN son impredecibles y algunas de estas mutaciones pueden afectar al aspecto externo, la fisiología o el comportamiento de los individuos. Con el tiempo, esto se traduce en la acumulación de diversidad en las poblaciones sobre las que puede actuar la selección natural que va dando forma a las especies. Así, la enorme biodiversidad de nuestro planeta es el resultado de la unión de todas estas historias evolutivas independientes. Sin embargo, ¿es realmente impredecible la evolución? Los estudios de radiaciones adaptativas nos muestran que no siempre es así. En las islas del Caribe unas 167 pertenecen al género Eleutherodactylus derivan de un único ancestro que colonizó esas islas hace algo más de 20 millones de años. Una reconstrucción de las relaciones evolutivas entre estas especies muestra que a partir de ese momento tuvo lugar lo que se conoce como una radiación adaptativa. Así, hoy podemos encontrar algunas ranas que son arborícolas, otras son acuáticas, cavernícolas o viven entre la hojarasca. La gran capacidad de este grupo de ranas para ocupar hábitats muy diversos puede haberse visto favorecida por ser de desarrollo directo, es decir, de sus huevos salen pequeñas ranas en vez de renacuajos que requieren del agua para su desarrollo. Un análisis morfológico detallado de casi 2000 individuos de la gran mayoría de las especies de Eleutherodactylus nos muestra unos patrones sorprendentes. Especies que viven en el mismo hábitat en islas diferentes muestran morfologías parecidas. Estos resultados implican un proceso de convergencia; a pesar de que las especies en diferentes islas tienen historias evolutivas independientes, el resultado de la adaptación a un ambiente particular es similar. Podríamos decir que el proceso evolutivo ha sido, hasta cierto punto, predecible. Las condiciones de vida de cada hábitat parecen haber jugado un importante papel en la evolución de este grupo de ranas. Este estudio muestra un nuevo caso de evolución replicada en las islas del Caribe, completando otro caso muy bien conocido y que ha sido estudiado durante décadas, el de los lagartos del género Anolis. Esta coincidencia de radiaciones paralelas en grupos animales muy diferentes muestra la importancia de las islas como marco para comprender los procesos que han llevado al origen de la biodiversidad. informacion[at]ebd.csic.es: Dugo-Cota et al (2019) Ecomorphological convergence in Eleutherodactylus frogs: a case of replicate radiations in the Caribbean. Ecol Lett https://doi.org/10.1111/ele.13246


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/ele.13246
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Las abejas se adaptan a zonas altas mediante cambios en su comportamiento

Las abejas se adaptan a zonas altas mediante cambios en su comportamiento

Las abejas de la miel que viven en zonas altas son más grandes, más oscuras y su pelaje es más largo en comparación con las abejas de zonas bajas. Sin embargo, estas diferencias no parecen ser debidas a genes relacionados con la morfología o la pigmentación, sino a genes asociados con el comportamiento y la alimentación. Los investigadores han explorado las diferencias en el ADN entre poblaciones de abejas asiáticas Apis cerana pertenecientes a zonas altas y bajas en la provincia de Yunnan, China. Utilizando diferentes programas bioinformáticos para escanear los genomas de estas abejas se han identificado varias regiones que parecen estar favorecidas por la selección natural en las abejas de zonas altas. En estudios anteriores se había relacionado la capacidad de adaptación a zonas altas de las abejas africanas Apis mellifera con dos mutaciones que afectan el orden de determinados genes dentro de los cromosomas 7 y 9. Algunos de estos genes estarían relacionados con la conducta alimentaria, lo que podría indicar que la abundancia y distribución de los alimentos es un factor importante para la adaptación a los hábitats de gran altitud en abejas. Sin embargo, ahora los resultados de este estudio indican que las abejas asiáticas que viven en zonas altas no tienen tales reordenamientos cromosómicos en su genoma. Por ello, se sugiere que estos mecanismos no son imprescindibles para que las abejas se adapten a zonas altas. En abejas asiáticas no se han encontrado diferencias en genes que tengan funciones asociadas a la morfología o la pigmentación y dichos genes tampoco se observaron previamente en las abejas africanas. Se han identificado señales de selección en genes potencialmente relacionados con la mejora del aprendizaje a través del olfato y la capacidad de recordar dónde se encuentran los alimentos. Estas mejoras podrían ser cruciales para las abejas que viven en zonas altas, ya que en dichas zonas la disponibilidad de recursos suele ser menor. Aunque la adaptación a hábitats de gran altitud en las abejas asiáticas tiene una base genética diferente a la de las abejas africanas, es posible que se esté produciendo una selección para genes con funciones similares en ambas especies. Los resultados de esta investigación serán de gran utilidad para monitorear las poblaciones de abejas asiáticas y establecer prioridades de conservación. Los servicios de polinización proporcionados por las abejas son esenciales para la producción de alimentos en todo el mundo, pero las poblaciones de abejas asiáticas en China han ido disminuyendo desde principios del siglo XX debido a los cambios en las prácticas agrícolas y la introducción de abejas no nativas. Por lo tanto, resulta importante comprender como las poblaciones de esta especie se adaptan a las diferentes condiciones ambientales tales como la altitud, ya que esto puede ayudar a mejorar los esfuerzos de conservación y su manejo. informacion[at]ebd.csic.es: Montero-Mendieta et al (2018) The genomic basis of adaptation to high-altitude habitats in the Eastern honey bee (Apis cerana). Mol Ecol DOI 10.1111/mec.14986.


https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30576015