Noticias Noticias

Humedales restaurados y artificiales no sustentan la misma diversidad funcional de aves acuáticas que los naturales

La restauración de áreas degradadas y la creación de ecosistemas artificiales han compensado parcialmente la continua pérdida de humedales naturales. Sin embargo, el éxito de estos humedales en términos de la capacidad de sustentar la biodiversidad y las funciones de los ecosistemas no está claro. Se compararon los humedales naturales, restaurados y creados artificialmente presentes en el Espacio Natural de Doñana para evaluar si son equivalentes en términos de diversidad y composición de rasgos funcionales de aves acuáticas. Se modelaron medidas de diversidad funcional y riqueza de especies de grupos funcionales en 20 humedales monitoreados en invierno y durante la época de cría. Los humedales artificiales construidos para la conservación no alcanzaron la diversidad funcional de los humedales naturales y restaurados. Inesperadamente, los estanques artificiales construidos para la piscicultura tuvieron mayor diversidad. Las balsas de peces se destacaron por tener una composición funcional única, relacionada con el aumento de la riqueza de gaviotas oportunistas y la disminución de especies sensibles a la alta salinidad. Estos resultados sugieren que una compensación de la pérdida de humedales naturales con humedales artificiales y restaurados resulta en sistemas con alteraciones en las funciones ecológicas realizadas por las aves acuáticas. La protección de los humedales mediterráneos naturales es vital para mantener la diversidad y composición originales de los rasgos funcionales de las aves acuáticas. Además, se debe priorizar la restauración sobre la creación de humedales artificiales, los que, incluso cuando estén planteados para la conservación, pueden no proporcionar una alternativa adecuada. informacion[at]ebd.csic.es: Almeida et al. (2020) Comparing the diversity and composition of waterbird functional traits between natural, restored, and artificial wetlands. Freshwater Biology DOI 10.1111/fwb.13618


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/fwb.13618
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Las especies poco abundantes de animales y plantas se organizan en guetos para sobrevivir

Las especies poco abundantes de animales y plantas se organizan en guetos para sobrevivir

Se ha comprobado que las especies poco abundantes se asocian espacialmente en el 90% de las comunidades de animales y plantas estudiadas.  Se concluye que las comunidades de animales y plantas se organizan igual que lo hacemos en las ciudades, en guetos o barrios étnicos donde las especies menos abundantes se agrupan para fomentar su persistencia frente a las más competitivas. Esta organización podría estar detrás de la persistencia de especies raras ya que estas podrían evitar la presión competitiva de las especies más abundantes, bien porque cooperan entre ellas, bien porque prefieren microhábitats concretos o ambas cosas a la vez.  Los resultados de esta investigación sugieren una explicación general para el mantenimiento de la biodiversidad en ambientes competitivos, matizando el principio de exclusión competitiva por el que las especies con las habilidades competitivas más bajas deberían ser excluidas por las competidoras más eficientes. Este patrón podría explicar cómo especies que compiten por los mismos recursos son capaces de coexistir. Para llevar a cabo el estudio, se han analizado más de trescientas comunidades ecológicas de musgos, hierbas, árboles, insectos, arácnidos y corales, entre otros, distribuidas por todo el mundo. Para detectar los guetos o grupos, se utilizaron la teoría de redes mientras que para estudiar los mecanismos que daban lugar a ellos aplicaron simulaciones numéricas. Los resultados de estas simulaciones constatan que la agrupación entre especies poco abundantes es necesaria para explicar los patrones de coexistencia observados a escala mundial.  Estos hallazgos pueden tener profundas implicaciones para la comprensión de la formación de las comunidades ecológicas. Entre sus aplicaciones, los expertos destacan la planificación de la conservación o incluso el estudio de enfermedades humanas relacionadas con el microbioma intestinal, donde la coexistencia de especies es fundamental. Sin embargo, aún se desconocen las interacciones y mecanismos específicos que permiten asociaciones de especies raras, lo que también debería impulsar una nueva agenda de investigación en varios campos de las ciencias de la vida. Información[at]ebd.csic.es: Calatayud et al (2019) Positive associations among rare species and their persistence in ecological assemblages. Nature Ecol Evol. DOI 10.1038/s41559-019-1053-5.


https://www.nature.com/articles/s41559-019-1053-5