Noticias Noticias

Humedales restaurados y artificiales no sustentan la misma diversidad funcional de aves acuáticas que los naturales

La restauración de áreas degradadas y la creación de ecosistemas artificiales han compensado parcialmente la continua pérdida de humedales naturales. Sin embargo, el éxito de estos humedales en términos de la capacidad de sustentar la biodiversidad y las funciones de los ecosistemas no está claro. Se compararon los humedales naturales, restaurados y creados artificialmente presentes en el Espacio Natural de Doñana para evaluar si son equivalentes en términos de diversidad y composición de rasgos funcionales de aves acuáticas. Se modelaron medidas de diversidad funcional y riqueza de especies de grupos funcionales en 20 humedales monitoreados en invierno y durante la época de cría. Los humedales artificiales construidos para la conservación no alcanzaron la diversidad funcional de los humedales naturales y restaurados. Inesperadamente, los estanques artificiales construidos para la piscicultura tuvieron mayor diversidad. Las balsas de peces se destacaron por tener una composición funcional única, relacionada con el aumento de la riqueza de gaviotas oportunistas y la disminución de especies sensibles a la alta salinidad. Estos resultados sugieren que una compensación de la pérdida de humedales naturales con humedales artificiales y restaurados resulta en sistemas con alteraciones en las funciones ecológicas realizadas por las aves acuáticas. La protección de los humedales mediterráneos naturales es vital para mantener la diversidad y composición originales de los rasgos funcionales de las aves acuáticas. Además, se debe priorizar la restauración sobre la creación de humedales artificiales, los que, incluso cuando estén planteados para la conservación, pueden no proporcionar una alternativa adecuada. informacion[at]ebd.csic.es: Almeida et al. (2020) Comparing the diversity and composition of waterbird functional traits between natural, restored, and artificial wetlands. Freshwater Biology DOI 10.1111/fwb.13618


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/fwb.13618
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Las imprudencias humanas pueden provocar los ataques de los grandes carnívoros

Las imprudencias humanas pueden provocar los ataques de los grandes carnívoros

Desde 1950, seis especies de grandes carnívoros (oso pardo, oso negro, oso polar, puma, lobo y coyote) en Norte América y una especie en Escandinavia y España (oso pardo) han sido responsables de 700 ataques a personas. En este mismo período,  el número de personas practicando actividades al aire libre en áreas frecuentadas por grandes carnívoros ha aumentado, un fenómeno que resulta significativamente relacionado con el número de ataques. Este estudio demuestra como el cincuenta por ciento de estos ataques es debido a imprudencias humanas, ya que la mayoría de las personas que practican actividades lúdicas en entornos naturales carece de los conocimientos básicos sobre como evitar las situaciones más a riesgos cuando comparten el espacio con grandes carnívoros y como comportarse en el caso de un encuentro. Dejar los niños sin vigilancia, pasear perros sueltos y practicar actividades de deportes al aire libre al atardecer o por la noche son algunas de las conductas que pueden desencadenar los ataques de grandes carnívoros. Analizar y comprender las causas que determinan estos ataques es una de las mejores herramientas para reducir el número de ataques a humanos por grandes carnívoros. informacion[at]ebd.csic.es: Penteriani et al (2016) Human behaviour can trigger large carnivore attacks in developed countries. Sci Rep 6: 20552 doi:10.1038/srep20552


www.nature.com/articles/srep20552