Noticias Noticias

La coloración de plumaje juvenil generado por feomelanina ha evolucionado más frecuentemente en especies carnívoras

La distintiva coloración del plumaje generada por feomelanina en aves juveniles ha sido propuesta como una señal de inmadurez para evitar la agresión de individuos conespecíficos de más edad, pero recientes resultados sugieren una estrategia de detoxificación. La síntesis de feomelanina implica el consumo de cisteína, un aminoácido semiesencial que es necesario para la síntesis del antioxidante glutatión (GSH) pero que puede ser tóxico si se encuentra en exceso en la dieta. Como el estadio de permanencia en el nido probablemente representa un período de bajo estrés con un requerimiento limitado de protección por parte del GSH, la síntesis de feomelanina en aves en desarrollo podría ayudar a mantener la homeostasis de cisteína, especialmente en especies con un alto contenido de proteínas en la dieta (i.e. carnívoras). Aquí se confirma esta hipótesis mostrando que, entre 53 especies de aves del Paleártico Occidental, la coloración juvenil generada por feomelanina ha evolucionado más frecuentemente en especies estrictamente carnívoras que en especies con otras dietas. Comprender los mecanismos fisiológicos de la producción de colores ayuda a explicar cómo ha evolucionado la diversidad de los plumajes. informacion[at]ebd.csic.es: Rodriguez-Martinez & Galván (2019) Juvenile pheomelanin?based plumage colouration has evolved more frequently in carnivorous species. IBIS DOI 10.1111/ibi.12770


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/ibi.12770
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Los anfibios de la Península Ibérica ocupan zonas de montaña más altas respecto al siglo pasado

Los anfibios de la Península Ibérica ocupan zonas de montaña más altas respecto al siglo pasado

Los anfibios son animales particularmente sensibles al cambio climático. Temperaturas demasiado altas o cambios en el patrón de precipitaciones pueden ser letales o afectar a su éxito reproductivo. Si las condiciones climáticas cambian rápidamente y las especies no consiguen ni adaptarse ni desplazarse hasta sitios más idóneos, esto puede traducirse en una disminución del número de individuos y en la posibilidad de que dichas especies entren en un vórtice de extinción a nivel local. El estudio demuestra que los anfibios ibéricos actualmente viven en condiciones de temperatura y precipitaciones diferentes respecto al siglo pasado, y alerta sobre el riesgo de que el cambio climático pueda tener efectos perjudiciales para su conservación. Se ha analizado una base de datos que recoge información sobre la presencia de anfibios en toda la Península Ibérica, desde el año 1901 hasta 2015, con el objetivo de determinar si ha habido algún cambio en la distribución de las especies o en las condiciones climáticas dentro de su rango de distribución a lo largo de ese periodo de tiempo. Los resultados demuestran que, paralelamente al aumento general de las temperaturas en la península, las especies de anfibios han ido ocupando zonas de mayor altitud en búsqueda de temperaturas más frescas. Subir a zonas de montaña más altas puede representar una rápida respuesta al cambio climático para las especies que no consiguen desplazarse hacia latitudes con temperaturas y precipitaciones más favorables. Es el caso de los anfibios ibéricos, que ven limitados sus desplazamientos hacia el norte de la península por barreras geográficas como el mar y los Pirineos. Sin embargo, los autores aseguran que ese desplazamiento hacia arriba podría no ser suficiente para escapar al cambio climático. De hecho, los resultados también indican que gran parte de los anfibios viven hoy en condiciones climáticas diferentes respecto a las del siglo pasado. Los microclimas fríos de las zonas de alta montaña están desapareciendo con el cambio climático, por lo que esa dirección podría llevar a un camino sin salida. Este estudio se suma a la gran cantidad de investigaciones que señalan al cambio climático como un importante factor de amenaza para la conservación de la biodiversidad. No sabemos en qué medida las poblaciones de anfibios serán capaces de sobrevivir en estas nuevas condiciones climáticas o de mudarse a sitio más favorables, así que es necesario seguir monitoreando los cambios tanto en la distribución de estos animales como de las condiciones climáticas del entorno en el que viven, para intentar identificar las poblaciones en riesgo lo antes posible y aplicar medidas de conservación adecuadas. informacion[at]ebd.csic.es: Enriquez-Urzelai et al (2019) Are amphibians tracking their climatic niches in response to climate warming? A test with Iberian amphibians. Clim Chang DOI: 10.1007/s10584-019- 02422-9


https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10584-019-02422-9