Noticias Noticias

Más evidencias de cómo la acción humana está afectando la evolución de animales y plantas

Muchas especies en la Tierra establecen relaciones beneficiosas con otras especies, como por ejemplo las plantas y sus dispersores de semillas. Si los animales que comen frutos desaparecen repentinamente, las plantas que dependen de ellos para dispersarse sufrirán las consecuencias. Tales relaciones son el resultado de millones de años de evolución de ambos grupos de organismos. Aquí se cuantifica cuántos años de evolución estamos perdiendo debido a la extinción de los animales frugívoros que establecen relaciones beneficiosas con las plantas. Los investigadores demostraron que algunas interacciones entre las aves y las plantas son bastante más antiguas que otras y que la extinción de una de las partes provoca una gran pérdida de la historia evolutiva. Las historias evolutivas más antiguas tienden a ser bastante particulares y realizan funciones únicas en la Naturaleza. En la Selva Atlántica, por ejemplo, la jacutinga Pipile jacutinga tiene una historia evolutiva de alrededor de 29 millones de años (Ma) y es uno de los principales dispersores del plamito juçara Euterpe edulis, que tiene alrededor de 99 Ma. Combinados, su interacción contiene cerca de 130 Ma de información evolutiva única. La jacutinga es una de las aves más cazadas en la Selva Atlántica y, si se extingue, llevará consigo la desaparición de la historia evolutiva de todas las interacciones que establece, incluida la dispersión de semillas del palmito juçara. Los seres humanos están actuando en la Tierra como el meteoro que mató a los dinosaurios. No solo estamos empobreciendo la biodiversidad de nuestro planeta, sino también empobreciendo la historia evolutiva de la Tierra. informacion[at]ebd.csic.es: Emer et al (2019) Defaunation precipitates the extinction of evolutionarily distinct interactions in the Anthropocene. Sci Adv DOI: 10.1126/sciadv.aav6699


https://advances.sciencemag.org/content/5/6/eaav6699
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Los anfibios de la Península Ibérica ocupan zonas de montaña más altas respecto al siglo pasado

Los anfibios de la Península Ibérica ocupan zonas de montaña más altas respecto al siglo pasado

Los anfibios son animales particularmente sensibles al cambio climático. Temperaturas demasiado altas o cambios en el patrón de precipitaciones pueden ser letales o afectar a su éxito reproductivo. Si las condiciones climáticas cambian rápidamente y las especies no consiguen ni adaptarse ni desplazarse hasta sitios más idóneos, esto puede traducirse en una disminución del número de individuos y en la posibilidad de que dichas especies entren en un vórtice de extinción a nivel local. El estudio demuestra que los anfibios ibéricos actualmente viven en condiciones de temperatura y precipitaciones diferentes respecto al siglo pasado, y alerta sobre el riesgo de que el cambio climático pueda tener efectos perjudiciales para su conservación. Se ha analizado una base de datos que recoge información sobre la presencia de anfibios en toda la Península Ibérica, desde el año 1901 hasta 2015, con el objetivo de determinar si ha habido algún cambio en la distribución de las especies o en las condiciones climáticas dentro de su rango de distribución a lo largo de ese periodo de tiempo. Los resultados demuestran que, paralelamente al aumento general de las temperaturas en la península, las especies de anfibios han ido ocupando zonas de mayor altitud en búsqueda de temperaturas más frescas. Subir a zonas de montaña más altas puede representar una rápida respuesta al cambio climático para las especies que no consiguen desplazarse hacia latitudes con temperaturas y precipitaciones más favorables. Es el caso de los anfibios ibéricos, que ven limitados sus desplazamientos hacia el norte de la península por barreras geográficas como el mar y los Pirineos. Sin embargo, los autores aseguran que ese desplazamiento hacia arriba podría no ser suficiente para escapar al cambio climático. De hecho, los resultados también indican que gran parte de los anfibios viven hoy en condiciones climáticas diferentes respecto a las del siglo pasado. Los microclimas fríos de las zonas de alta montaña están desapareciendo con el cambio climático, por lo que esa dirección podría llevar a un camino sin salida. Este estudio se suma a la gran cantidad de investigaciones que señalan al cambio climático como un importante factor de amenaza para la conservación de la biodiversidad. No sabemos en qué medida las poblaciones de anfibios serán capaces de sobrevivir en estas nuevas condiciones climáticas o de mudarse a sitio más favorables, así que es necesario seguir monitoreando los cambios tanto en la distribución de estos animales como de las condiciones climáticas del entorno en el que viven, para intentar identificar las poblaciones en riesgo lo antes posible y aplicar medidas de conservación adecuadas. informacion[at]ebd.csic.es: Enriquez-Urzelai et al (2019) Are amphibians tracking their climatic niches in response to climate warming? A test with Iberian amphibians. Clim Chang DOI: 10.1007/s10584-019- 02422-9


https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10584-019-02422-9