Noticias Noticias

La hormiga argentina perjudica a los polluelos del carbonero común

Las consecuencias de las invasiones de hormigas en los ecosistemas sólo pueden hacerse evidentes después de largos períodos. Además, predecir cómo responderá la fauna nativa sensible sólo es posible si se identifican los mecanismos subyacentes de su impacto. Se estudió la comunidad de hormigas nativas e invasoras atraída por las cajas-nidos artificiales de aves, junto con la reproducción de un paseriforme silvestre durante cinco temporadas de cría consecutivas en relación con la presencia de una especie de hormiga invasor. Se analizaron los parámetros biométricos, reproductivos e individuales sanguíneos del carbonero común Parus major que se reproducen en sitios invadidos en comparación con sitios no invadidos por las hormigas argentinas Linepithema humile. Los carboneros criaban preferentemente en territorios no invadidos por la hormiga argentina. Además, las hormigas argentinas eran más abundantes en los nidos de los sitios invadidos que cualquier otra especie de hormiga nativa en los sitios no invadidos. Asimismo, las hormigas argentinas reclutaban en los nidos artificiales con mayor intensidad y respondían a una mayor variedad de contenidos de los nidos (huevos intactos, huevos rotos, heces, y huevos rotos junto con heces) que las especies nativas. Aunque el éxito de la cría y la condición de los adultos no variaron en relación con el estado de la invasión, la calidad de las crías se vio afectada negativamente por la presencia de las hormigas argentinas. Los polluelos criados en los sitios invadidos eran más delgados, con una relación ala/longitud del tarso más baja y tenían una peor condición nutricional y un equilibrio alterado de estrés oxidativo según mostraron varios parámetros sanguíneos. La distribución intercalada y la pequeña distancia entre los territorios invadidos y los no invadidos sugieren que la presencia de las hormigas afecta a la condición de los polluelos mediante la interferencia directa en el nido. Estos resultados ponen de relieve la importancia de evaluar los efectos inmediatos, como los parámetros fisiológicos de la fauna nativa, al estudiar las interacciones entre las hormigas y las aves nativas invasoras. informacion[at]ebd.csic.es: Álvarez et al (2020) Breeding consequences for a songbird nesting in Argentine ant' invaded land. Biol Invasions https://doi.org/10.1007/s10530-020-02297-3


https://link.springer.com/article/10.1007/s10530-020-02297-3
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Los parásitos de la malaria aviar no se transmiten con facilidad entre aves de diferentes especies

Los parásitos de la malaria aviar no se transmiten con facilidad entre aves de diferentes especies

En este estudio se ha comprobado que los parásitos causantes de la malaria aviar no "saltan" con facilidad de una a otra especie de ave por dos razones; bien porque no todos los insectos que se alimentan de la sangre de las aves infectadas tienen la capacidad de llegar a transmitir la enfermedad, es decir, convertirse en vectores; o bien porque no todas las especies de parásitos se desarrollan en todas las especies de aves. Para cada parásito existen restricciones en cuanto a los insectos que lo pueden transmitir y las aves que son capaces de infectar. Si bien la infección de nuevas especies de aves es un fenómeno común entre los parásitos de la malaria aviar, el éxito de estos saltos de hospedador depende en gran medida de la compatibilidad entre parásito y ave, y entre parásito y vector. La comprobación de estas dificultades en el salto de los parásitos entre diferentes especies de aves fue posible a través de un estudio de campo en un islote volcánico situado al norte de las Islas Canarias donde habita una especie de ave rapaz, el halcón de Eleonor. Explica el estudio que las aves que habitan en islas no suelen estar infectadas por una gran diversidad de parásitos sanguíneos, principalmente debido a la ausencia de vectores como los mosquitos, que no pueden prosperar en las condiciones de alta salinidad y fuertes vientos que generalmente predominan en ambientes marinos. No obstante, en recientes investigaciones se ha confirmado que otro tipo de insectos hematófagos, como las moscas planas, sí son capaces de sobrevivir en estos ambientes marinos y transmitir parásitos. En el estudio de campo, se constató la presencia de moscas planas en el islote y se analizó la presencia de parásitos en 1027 ejemplares de estas moscas y en 90 aves, identificándose una gran diversidad de parásitos de la malaria aviar, incluyendo 21 linajes genéticos de parásitos Haemoproteus y 9 de Plasmodium. Las moscas se alimentaban de los halcones, pero la mayoría de los parásitos aislados en las moscas no coincidían con los escasos parásitos hallados en las mencionadas rapaces. Un estudio más detallado permitió comprobar que, para sorpresa de los investigadores, la mayoría de los parásitos encontrados en las moscas planas coincidían con los hallados en las aves que los halcones cazaban para alimentar a su prole, ya que los halcones de Eleonor cazan sobre el océano aves paseriformes que se han desviado de su ruta en su migración otoñal a lo largo de la costa africana. Por tanto, las moscas planas también parecen alimentarse de las presas que los halcones cazan, probablemente cuando son transportadas por los halcones hasta sus nidos. A pesar de que las moscas planas pican a los halcones para alimentarse, los parásitos de las presas, que sí están presentes en las moscas, no llegaron a desarrollarse en las rapaces. Es decir, no se produjo el salto de hospedador del parásito entre los halcones y sus pesas. Se trata de un comportamiento de alimentación oportunista que ocurre de manera frecuente. No obstante, advierte el estudio que, aunque los parásitos no son capaces de infectar a los halcones, es posible que este escenario pueda cambiar en un futuro, gracias al continuo contacto entre parásitos y vectores, así como al enorme potencial evolutivo de los parásitos de la malaria aviar. informacion[at]ebd.csic.es: Gangoso et al (2019) Louse flies of Eleonora's falcons that also feed on their prey are evolutionary dead?end hosts for blood parasites. Mol Ecol  https://doi.org/10.1111/mec.15020


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/mec.15020