Noticias Noticias

Los beneficios de recuperar poblaciones de grandes carnívoros

El papel que juegan los depredadores superiores en el funcionamiento del ecosistema, la regulación de enfermedades y el mantenimiento de la biodiversidad se debate cada vez más. Sin embargo, los impactos positivos de su presencia en los ecosistemas terrestres, particularmente en paisajes dominados por humanos, siguen siendo controvertidos. Los conocimientos experimentales limitados con respecto a las consecuencias de las recuperaciones de grandes carnívoros pueden estar detrás de tal controversia y también pueden afectar la aceptabilidad social hacia la recuperación de estas especies. Usando un diseño cuasi-experimental y estimaciones de densidad de última generación, se demuestra como las abundancias de depredadores medianos se redujeron después de la recuperación de un súper-depredador, con evidencia de impactos positivos importantes en niveles tróficos inferiores. Concretamente, la reintroducción del lince ibérico Lynx pardinus fue seguida por la reducción de la abundancia de carnívoros más pequeños (zorro Vulpes vulpes y meloncillo Herpestes ichneumon en aproximadamente 80%) y la recuperación de especies cinegéticas de alto valor socioeconómico (conejo Oryctolagus cuniculus y perdiz roja Alectoris rufa). La reducción observada de depredadores medianos resultó en un menor consumo de conejos, estimado en una reducción del 55,6% para todo el gremio de carnívoros. Estos hallazgos tienen implicaciones importantes para la aceptabilidad social de las reintroducciones del lince ibérico, que dependen fundamentalmente de la percepción de los propietarios y administradores privados de fincas. En determinadas circunstancias, la recuperación de los grandes carnívoros puede proporcionar una forma sostenible y éticamente aceptable de reducir la abundancia de depredadores medianos. informacion[at]ebd.csic.es: Jiménez et al (2019) Restoring apex predators can reduce mesopredator abundances. Biol Conserv DOI 10.1016/j.biocon.2019.108234


https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0006320719310092?via%3Dihub
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Más evidencias de cómo la acción humana está afectando la evolución de animales y plantas

Más evidencias de cómo la acción humana está afectando la evolución de animales y plantas

Muchas especies en la Tierra establecen relaciones beneficiosas con otras especies, como por ejemplo las plantas y sus dispersores de semillas. Si los animales que comen frutos desaparecen repentinamente, las plantas que dependen de ellos para dispersarse sufrirán las consecuencias. Tales relaciones son el resultado de millones de años de evolución de ambos grupos de organismos. Aquí se cuantifica cuántos años de evolución estamos perdiendo debido a la extinción de los animales frugívoros que establecen relaciones beneficiosas con las plantas. Los investigadores demostraron que algunas interacciones entre las aves y las plantas son bastante más antiguas que otras y que la extinción de una de las partes provoca una gran pérdida de la historia evolutiva. Las historias evolutivas más antiguas tienden a ser bastante particulares y realizan funciones únicas en la Naturaleza. En la Selva Atlántica, por ejemplo, la jacutinga Pipile jacutinga tiene una historia evolutiva de alrededor de 29 millones de años (Ma) y es uno de los principales dispersores del plamito juçara Euterpe edulis, que tiene alrededor de 99 Ma. Combinados, su interacción contiene cerca de 130 Ma de información evolutiva única. La jacutinga es una de las aves más cazadas en la Selva Atlántica y, si se extingue, llevará consigo la desaparición de la historia evolutiva de todas las interacciones que establece, incluida la dispersión de semillas del palmito juçara. Los seres humanos están actuando en la Tierra como el meteoro que mató a los dinosaurios. No solo estamos empobreciendo la biodiversidad de nuestro planeta, sino también empobreciendo la historia evolutiva de la Tierra. informacion[at]ebd.csic.es: Emer et al (2019) Defaunation precipitates the extinction of evolutionarily distinct interactions in the Anthropocene. Sci Adv DOI: 10.1126/sciadv.aav6699


https://advances.sciencemag.org/content/5/6/eaav6699