Noticias Noticias

Parasitoidismo por avispas en moscas parásitos de dos especies de aves

Las avispas parasitoides pueden actuar como hiperparásitos y, a veces, regular las poblaciones de sus hospedadores mediante una dinámica "top-down". Nasonia vitripennis es una avispa parasitoide gregaria generalista que infesta varias moscas hospedadoras, incluidas las del género Protocalliphora, que a su vez parasitan los nidos de aves, extrayendo sangre a sus pollos. Sin embargo, los factores ecológicos subyacentes a la prevalencia de N. vitripennis y la intensidad del parasitoidismo en sus hospedadores de poblaciones naturales son poco conocidos. Se ha estudiado la prevalencia de estas avispillas en puparios de la mosca Protocalliphora azurea, parásitos de poblaciones silvestres de Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca) y Herrerillo Común (Cyanistes caeruleus) en dos áreas del centro y sur de España. Se encontró alguna evidencia de que la prevalencia de N. vitripennis fue mayor en hábitats húmedos en el sur de España. Se encontró además un efecto dependiente del hospedador, ya que cuanto mayor es el número de puparios de la mosca, mayor es la probabilidad y la tasa de parasitoidismo por la avispa. Estos resultados también sugieren que N. vitripennis parasita más puparios en nidos de Herrerillo que en nidos de Papamoscas como consecuencia de una mayor carga de estas moscas en los primeros. Sobre la base de la alta prevalencia de N. vitripennis en las pupas de P. azurea en la naturaleza, se propone que esta avispa pueda regular las poblaciones de la mosca parásita, con posibles efectos positivos en la reproducción de ambas especies de aves. informacion[at]ebd.csic.es: Garrido-Bautista et al. (2019). Variation in parasitoidism of Protocalliphora azurea (Diptera: Calliphoridae) by Nasonia vitripennis (Hymenoptera: Pteromalidae) in Spain. Parasitol Res http://dx.doi.org/10.1007/s00436-019-06553-x


https://link.springer.com/article/10.1007/s00436-019-06553-x
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

No hay dos sin tres

No hay dos sin tres

Las infraestructuras lineales, como caminos y cortafuegos, pueden favorecer los encuentros entre depredadores y presas, posiblemente afectando a sus dinámicas poblacionales. Sin embargo, las evidencias empíricas en este contexto son todavía escasas. En una red de caminos del Espacio Natural de Doñana, se ha estudiado el efecto de la abundancia de zorros y su principal presa, el conejo, sobre la selección de hábitat en una presa alternativa, el chotacabras cuellirrojo. Los chotacabras acuden para alimentarse a los mismos caminos que los zorros utilizan para buscar presas alternativas en periodos de escasez de conejos, por lo que el riesgo de depredación al que se exponen puede fluctuar en el tiempo. En contra de lo esperado, los chotacabras continuaron utilizando los caminos cuando los zorros fueron más abundantes, aunque se mostraron mucho más cautelosos a la hora de elegir sus posaderos. En periodos de alto riesgo, se situaron cerca del borde, junto a plantas de gran porte que actúan como una barrera protectora frente a los ataques de depredadores terrestres. Por el contrario, cuando el riesgo de depredación se redujo, se posicionaron frente a plantas más bajas, más alejados del borde. Este trabajo muestra cómo la plasticidad de esta especie en la selección de microhábitat le permite alimentarse incluso en las zonas donde su depredador es más abundante, a la vez que pone de manifiesto el importante papel que las estructuras lineales pueden tener en las relaciones interespecíficas. informacion[at]ebd.csic.es: Camacho et el (2017) Nightjars, rabbits, and foxes interact on unpaved roads: spatial use of a secondary prey in a shared-predator system. Ecosphere DOI: 10.1002/ecs2.1611


http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ecs2.1611/full