Noticias Noticias

Los dormideros en tiendas pueden haber llevado a la evolución de la coloración de piel amarilla en murciélagos de la subfamilia Stenodermatinae

El reciente descubrimiento del primer mamífero que deposita cantidades significativas de pigmentos carotenoides en la piel (el murciélago blanco hondureño Ectophylla alba) ha puesto de manifiesto la presencia de coloración amarilla conspicua en la piel desnuda de algunos murciélagos. Esto es patente en la subfamilia Stenodermatinae, en la que muchas especies construyen tiendas con hojas de plantas para formar dormideros comunales durante el día. En base a que las tiendas ofrecen ricas condiciones de luminación al permitir parcialmente el paso de la luz solar a través de las hojas y esto hace que la coloración amarilla probablemente aporte beneficios de camuflaje a los murciélagos en los dormideros; a que el gregarismo facilita la comunicación visual; y a que todos los murciélagos de la subfamilia Stenodermatinae poseen conos L en la retina que permiten la percepción de luz de longitud de onda larga y tienen una dieta frugívora de la que se obtienen carotenoides, se hipotetiza que los dormideros en tiendas podrían haber llevado a la evolución de la coloración de piel amarilla en este grupo de murciélagos. Se evalúa esta predicción en 71 especies en Stenodermatinae. Reconstrucciones de estados ancestrales mostraron que el antecesor común fue más probablemente no colorido y no realizaba dormideros en tiendas, pero ambos rasgos surgieron pronto en la primera ramificación filogenética. Análisis realizados controlando por efectos filogenéticos mostraron que, como se predecía, la coloración de piel amarilla y los dormideros en tiendas coevolucionaron después de su aparición. Esta es la primera explicación para la evolución de coloración corporal en mamíferos nocturnos. Como el ambiente de iluminación nocturna de los bosques está dominado por longitudes de onda amarillas-verdes que coinciden con la sensibilidad espectral de algunos murciélagos, las condiciones de luz nocturna podrían haber actuado conjuntamente con las condiciones de luz diurna en las tiendas para favorecer la evolución de la coloración de piel amarilla en estos animales. informacion[at]ebd.csic.es: Galván et al (2019) Tent?roosting may have driven the evolution of yellow skin coloration in Stenodermatinae bats. J Zool Syst Evol Res https://doi.org/10.1111/jzs.12329


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jzs.12329
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

No hay dos sin tres

No hay dos sin tres

Las infraestructuras lineales, como caminos y cortafuegos, pueden favorecer los encuentros entre depredadores y presas, posiblemente afectando a sus dinámicas poblacionales. Sin embargo, las evidencias empíricas en este contexto son todavía escasas. En una red de caminos del Espacio Natural de Doñana, se ha estudiado el efecto de la abundancia de zorros y su principal presa, el conejo, sobre la selección de hábitat en una presa alternativa, el chotacabras cuellirrojo. Los chotacabras acuden para alimentarse a los mismos caminos que los zorros utilizan para buscar presas alternativas en periodos de escasez de conejos, por lo que el riesgo de depredación al que se exponen puede fluctuar en el tiempo. En contra de lo esperado, los chotacabras continuaron utilizando los caminos cuando los zorros fueron más abundantes, aunque se mostraron mucho más cautelosos a la hora de elegir sus posaderos. En periodos de alto riesgo, se situaron cerca del borde, junto a plantas de gran porte que actúan como una barrera protectora frente a los ataques de depredadores terrestres. Por el contrario, cuando el riesgo de depredación se redujo, se posicionaron frente a plantas más bajas, más alejados del borde. Este trabajo muestra cómo la plasticidad de esta especie en la selección de microhábitat le permite alimentarse incluso en las zonas donde su depredador es más abundante, a la vez que pone de manifiesto el importante papel que las estructuras lineales pueden tener en las relaciones interespecíficas. informacion[at]ebd.csic.es: Camacho et el (2017) Nightjars, rabbits, and foxes interact on unpaved roads: spatial use of a secondary prey in a shared-predator system. Ecosphere DOI: 10.1002/ecs2.1611


http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ecs2.1611/full