Noticias Noticias

Relación abundancia-impacto de las especies invasoras

Para predecir la amenaza de las invasiones biológicas sobre las especies nativas, es fundamental entender cómo la creciente abundancia de especies exóticas invasoras (IAS por sus siglas en inglés) afecta a las poblaciones y comunidades nativas. La forma de esta relación entre taxones y ecosistemas es desconocida, pero se espera que dependa en gran medida de la posición trófica de las IAS en relación con las especies nativas. Utilizando un meta-análisis global basado en 1,258 estudios empíricos presentados en 201 publicaciones científicas, se evalúa la forma, dirección y fuerza de las respuestas de las especies nativas a la creciente abundancia de invasoras. También se prueba cómo esas respuestas variaron con respecto a la posición trófica relativa y según las respuestas fueran a nivel de población frente al de comunidad. A medida que aumentaba la abundancia de IAS, las poblaciones nativas disminuyeron no linealmente en un 20% en promedio, y las métricas de la comunidad disminuyeron linealmente en un 25%. Cuando se encontraban en niveles tróficos más altos, las especies invasoras tendían a causar un fuerte declive no lineal en las poblaciones y comunidades nativas, y los mayores impactos se producían con poca abundancia de invasoras. En contraste, los invasores en el mismo nivel trófico tendieron a causar una disminución lineal en las poblaciones y comunidades nativas, mientras que los invasores a niveles tróficos más bajos no tuvieron impactos consistentes. A nivel de comunidad, el aumento de la abundancia de especies invasoras tuvo efectos sobre la equitabilidad y diversidad significativamente mayores que sobre la riqueza de las especies. Estos resultados muestran que las respuestas de las especies nativas a la invasión dependen fundamentalmente de la abundancia y posición trófica de las especies invasoras. Además, estas relaciones generales de abundancia-impacto revelan cómo los impactos de las IAS es probable que se desarrollen durante el proceso de invasión y cuándo se deben gestionar mejor. información[at]ebd.csic.es: Bradley et al (2019) Disentangling the abundance–impact relationship for invasive species. Proc Natl Acad Sci USA https://doi.org/10.1073/pnas.1818081116


https://www.pnas.org/content/116/20/9919
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

No hay factores universales que hagan unas aves más proclives que otras a las picaduras de mosquitos

No hay factores universales que hagan unas aves más proclives que otras a las picaduras de mosquitos

Se ha comprobado que ciertas características de los ejemplares de aves estudiados, como su sexo, masa corporal o el nivel de infección por parásitos de la malaria aviar (Plasmodium) pueden causar una mayor atracción en los mosquitos y por lo tanto provocar un mayor número de picaduras. Conocer mejor los factores que atraen o repelen a los mosquitos puede resultar de gran ayuda para el diseño de sustancias repelentes protectoras. En el estudio se abordaron dos especies de mosquitos, el mosquito de las marismas Ochlerotatus caspius, que en condiciones naturales pica con más frecuencia a mamíferos y el mosquito común Culex pipiens que suele picar más a aves. A pesar de estos patrones, en la investigación se comprobó que cuando se pone al mosquito de las marismas en contacto con las aves, les provocan picaduras incluso con más intensidad que los mosquitos comunes. En particular, en el caso de las grajillas, las hembras fueron más intensamente picadas por los mosquitos de las marismas que los machos de esta especie de ave. Apunta el estudio que puede ser debido a diferencias en el olor de estas frente a los machos, por lo que futuras líneas de investigación deben ir encaminadas a estudiar estas diferencias en los olores. Según se desprende del estudio, no se pueden identificar en las aves factores universales que las hagan más atractivas y proclives a las picaduras, sino que hay que estudiar las interacciones entre cada especie de mosquito y cada especie de ave para entender estos mecanismos. La conclusión final es que, en la naturaleza, los patrones de alimentación de los mosquitos no son fijos: dependiendo de la especie de mosquito una u otras características les van a atraer más o menos. Por ejemplo, en el caso de los humanos, se sabe que el olor afecta a la atracción de los mosquitos, y que diferentes características, como el sexo o el estar infectado por algún parásito en particular, puede modificar el olor de las personas y por lo tanto el grado de atracción a los mosquitos. Para el caso de las aves, futuros estudios determinarán cómo características específicas del olor pueden influir que ciertos individuos reciban más o menos picaduras. En la investigación de campo se utilizaron unos 6387 mosquitos comunes y 2776 mosquitos de las marismas. En el caso de las aves, se utilizaron un total de 72 gradillas y 101 gorriones. Todos los ejemplares de aves fueron evaluados en sus características morfométricas (peso), y con herramientas moleculares para identificar su sexo y estado de infección por parásitos de la malaria aviar. informacion[at]ebd.csic.es: Gutiérrez-López et al (2019) Effects of host sex, body mass and infection by avian Plasmodium on the biting rate of two mosquito species with different feeding preferences. Parasite Vector, https://doi.org/10.1186/s13071-019-3342-x


https://parasitesandvectors.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13071-019-3342-x