Noticias Noticias

La exposición a un ambiente social competitivo activa un mecanismo epigenético que limita la síntesis de feomelanina en diamantes mandarines

Los ambientes competitivos promueven altos niveles de testosterona, estrés oxidativo y, consecuentemente, afectan de manera negativa a la homeostasis celular. La regulación de genes implicados en la síntesis del pigmento feomelanina en melanocitos parece ayudar a mantener la homeostasis frente al estrés oxidativo ambiental. Se incrementaron de forma experimental las interacciones sociales en algunos machos de diamante mandarín Taeniopygia guttata manteniéndolo en grupos de seis aves durante el crecimiento de las plumas, mientras que otros fueron mantenidos aislados, para evaluar la posibilidad de que los melanocitos muestren labilidad epigenética bajo un ambiente social competitivo. Como estos cambios podrían depender del estatus oxidativo, se administró butionina sulfoximina (BSO) para disminuir la capacidad antioxidante de algunas aves. El ambiente competitivo reguló negativamente un gen implicado en la síntesis de feomelanina (Slc7a11) al cambiar el nivel de metilación en ADN en los melanocitos de las plumas. En otros genes implicados en la síntesis de feomelanina (Slc45a2, MC1R y AGRP), la metilación en ADN también fue afectada, pero no se detectaron cambios en la expresión. La exposición al ambiente competitivo no afectó ni al estrés ni al daño oxidativo sistémicos, indicando que podría haberse activado un mecanismo epigenético protector que cambia la expresión de Slc7a11. No obstante, no se encontraron cambios en el fenotipo de pigmentación de las aves, probablemente debido a la corta duración o la baja intensidad del ambiente competitivo. El tratamiento con BSO no afectó al mecanismo epigenético, sugiriendo que la capacidad antioxidante de las aves era lo suficientemente alta como para hacer frente al ambiente competitivo. Un mecanismo epigenético que limita la síntesis de feomelanina se activa por tanto bajo exposición a un ambiente competitivo en machos de diamante mandarín, lo que podría ayudar a evitar el daño causado por interacciones competitivas. informacion[at]ebd.csic.es: Rodríguez-Martínez & Galván (2019) Exposure to a competitive social environment activates an epigenetic mechanism that limits pheomelanin synthesis in zebra finches. Molecular Ecol https://doi.org/10.1111/mec.15171


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/mec.15171
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

No hay factores universales que hagan unas aves más proclives que otras a las picaduras de mosquitos

No hay factores universales que hagan unas aves más proclives que otras a las picaduras de mosquitos

Se ha comprobado que ciertas características de los ejemplares de aves estudiados, como su sexo, masa corporal o el nivel de infección por parásitos de la malaria aviar (Plasmodium) pueden causar una mayor atracción en los mosquitos y por lo tanto provocar un mayor número de picaduras. Conocer mejor los factores que atraen o repelen a los mosquitos puede resultar de gran ayuda para el diseño de sustancias repelentes protectoras. En el estudio se abordaron dos especies de mosquitos, el mosquito de las marismas Ochlerotatus caspius, que en condiciones naturales pica con más frecuencia a mamíferos y el mosquito común Culex pipiens que suele picar más a aves. A pesar de estos patrones, en la investigación se comprobó que cuando se pone al mosquito de las marismas en contacto con las aves, les provocan picaduras incluso con más intensidad que los mosquitos comunes. En particular, en el caso de las grajillas, las hembras fueron más intensamente picadas por los mosquitos de las marismas que los machos de esta especie de ave. Apunta el estudio que puede ser debido a diferencias en el olor de estas frente a los machos, por lo que futuras líneas de investigación deben ir encaminadas a estudiar estas diferencias en los olores. Según se desprende del estudio, no se pueden identificar en las aves factores universales que las hagan más atractivas y proclives a las picaduras, sino que hay que estudiar las interacciones entre cada especie de mosquito y cada especie de ave para entender estos mecanismos. La conclusión final es que, en la naturaleza, los patrones de alimentación de los mosquitos no son fijos: dependiendo de la especie de mosquito una u otras características les van a atraer más o menos. Por ejemplo, en el caso de los humanos, se sabe que el olor afecta a la atracción de los mosquitos, y que diferentes características, como el sexo o el estar infectado por algún parásito en particular, puede modificar el olor de las personas y por lo tanto el grado de atracción a los mosquitos. Para el caso de las aves, futuros estudios determinarán cómo características específicas del olor pueden influir que ciertos individuos reciban más o menos picaduras. En la investigación de campo se utilizaron unos 6387 mosquitos comunes y 2776 mosquitos de las marismas. En el caso de las aves, se utilizaron un total de 72 gradillas y 101 gorriones. Todos los ejemplares de aves fueron evaluados en sus características morfométricas (peso), y con herramientas moleculares para identificar su sexo y estado de infección por parásitos de la malaria aviar. informacion[at]ebd.csic.es: Gutiérrez-López et al (2019) Effects of host sex, body mass and infection by avian Plasmodium on the biting rate of two mosquito species with different feeding preferences. Parasite Vector, https://doi.org/10.1186/s13071-019-3342-x


https://parasitesandvectors.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13071-019-3342-x