Noticias Noticias

La hormiga argentina perjudica a los polluelos del carbonero común

Las consecuencias de las invasiones de hormigas en los ecosistemas sólo pueden hacerse evidentes después de largos períodos. Además, predecir cómo responderá la fauna nativa sensible sólo es posible si se identifican los mecanismos subyacentes de su impacto. Se estudió la comunidad de hormigas nativas e invasoras atraída por las cajas-nidos artificiales de aves, junto con la reproducción de un paseriforme silvestre durante cinco temporadas de cría consecutivas en relación con la presencia de una especie de hormiga invasor. Se analizaron los parámetros biométricos, reproductivos e individuales sanguíneos del carbonero común Parus major que se reproducen en sitios invadidos en comparación con sitios no invadidos por las hormigas argentinas Linepithema humile. Los carboneros criaban preferentemente en territorios no invadidos por la hormiga argentina. Además, las hormigas argentinas eran más abundantes en los nidos de los sitios invadidos que cualquier otra especie de hormiga nativa en los sitios no invadidos. Asimismo, las hormigas argentinas reclutaban en los nidos artificiales con mayor intensidad y respondían a una mayor variedad de contenidos de los nidos (huevos intactos, huevos rotos, heces, y huevos rotos junto con heces) que las especies nativas. Aunque el éxito de la cría y la condición de los adultos no variaron en relación con el estado de la invasión, la calidad de las crías se vio afectada negativamente por la presencia de las hormigas argentinas. Los polluelos criados en los sitios invadidos eran más delgados, con una relación ala/longitud del tarso más baja y tenían una peor condición nutricional y un equilibrio alterado de estrés oxidativo según mostraron varios parámetros sanguíneos. La distribución intercalada y la pequeña distancia entre los territorios invadidos y los no invadidos sugieren que la presencia de las hormigas afecta a la condición de los polluelos mediante la interferencia directa en el nido. Estos resultados ponen de relieve la importancia de evaluar los efectos inmediatos, como los parámetros fisiológicos de la fauna nativa, al estudiar las interacciones entre las hormigas y las aves nativas invasoras. informacion[at]ebd.csic.es: Álvarez et al (2020) Breeding consequences for a songbird nesting in Argentine ant' invaded land. Biol Invasions https://doi.org/10.1007/s10530-020-02297-3


https://link.springer.com/article/10.1007/s10530-020-02297-3
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

No hay factores universales que hagan unas aves más proclives que otras a las picaduras de mosquitos

No hay factores universales que hagan unas aves más proclives que otras a las picaduras de mosquitos

Se ha comprobado que ciertas características de los ejemplares de aves estudiados, como su sexo, masa corporal o el nivel de infección por parásitos de la malaria aviar (Plasmodium) pueden causar una mayor atracción en los mosquitos y por lo tanto provocar un mayor número de picaduras. Conocer mejor los factores que atraen o repelen a los mosquitos puede resultar de gran ayuda para el diseño de sustancias repelentes protectoras. En el estudio se abordaron dos especies de mosquitos, el mosquito de las marismas Ochlerotatus caspius, que en condiciones naturales pica con más frecuencia a mamíferos y el mosquito común Culex pipiens que suele picar más a aves. A pesar de estos patrones, en la investigación se comprobó que cuando se pone al mosquito de las marismas en contacto con las aves, les provocan picaduras incluso con más intensidad que los mosquitos comunes. En particular, en el caso de las grajillas, las hembras fueron más intensamente picadas por los mosquitos de las marismas que los machos de esta especie de ave. Apunta el estudio que puede ser debido a diferencias en el olor de estas frente a los machos, por lo que futuras líneas de investigación deben ir encaminadas a estudiar estas diferencias en los olores. Según se desprende del estudio, no se pueden identificar en las aves factores universales que las hagan más atractivas y proclives a las picaduras, sino que hay que estudiar las interacciones entre cada especie de mosquito y cada especie de ave para entender estos mecanismos. La conclusión final es que, en la naturaleza, los patrones de alimentación de los mosquitos no son fijos: dependiendo de la especie de mosquito una u otras características les van a atraer más o menos. Por ejemplo, en el caso de los humanos, se sabe que el olor afecta a la atracción de los mosquitos, y que diferentes características, como el sexo o el estar infectado por algún parásito en particular, puede modificar el olor de las personas y por lo tanto el grado de atracción a los mosquitos. Para el caso de las aves, futuros estudios determinarán cómo características específicas del olor pueden influir que ciertos individuos reciban más o menos picaduras. En la investigación de campo se utilizaron unos 6387 mosquitos comunes y 2776 mosquitos de las marismas. En el caso de las aves, se utilizaron un total de 72 gradillas y 101 gorriones. Todos los ejemplares de aves fueron evaluados en sus características morfométricas (peso), y con herramientas moleculares para identificar su sexo y estado de infección por parásitos de la malaria aviar. informacion[at]ebd.csic.es: Gutiérrez-López et al (2019) Effects of host sex, body mass and infection by avian Plasmodium on the biting rate of two mosquito species with different feeding preferences. Parasite Vector, https://doi.org/10.1186/s13071-019-3342-x


https://parasitesandvectors.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13071-019-3342-x