Destacados Destacados

Exposición "Abejas silvestres de Andalucía"

Exposición "Abejas silvestres de Andalucía"

Desde mañana 1 de febrero y hasta el próximo 28 de marzo, el Museo Casa de la Ciencia de Sevilla, centro de divulgación del CSIC, exhibirá la Exposición "Abejas Silvestres de Andalucía", una muestra de fotografías de gran formato que pretende concienciar a la ciudadanía de la crucial importancia de estas especies en el mantenimiento de la biodiversidad. La exposición está desarrollada por la Estación Biológica de Doñana (EBD/CSIC) y cuenta con la colaboración de las universidades de Sevilla y Almería, así como la Universitat Autónoma de Barcelona y el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental (ICTA-UAB). Además, han participado la Junta de Andalucía, la Red Andaluza de Jardines Botánicos, el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y El Parque Nacional de Doñana. Se trata de una exposición desarrollada en el marco de la Ayuda a Equipos de Investigación Científica Ecología y Biología de la Conservación "ABEJORROS" financiado por la Fundación BBVA.

En total, son 20 fotografías realizadas por el fotógrafo Curro Molina, a las que se añade un texto que contextualiza la muestra. El objetivo final de la exposición es dar a conocer las distintas especies de abejas, acercarlas al público y visibilizar la importancia de las mismas. "Las abejas contribuyen con creces al inmenso patrimonio natural de Andalucía. Mucha gente piensa que solo existe la abeja de la miel, sin embargo esta es una especie social que se ha manejado en todo el mundo como si fuera ganado mientras que la mayoría de las otras especies de abejas son solitarias. La riqueza de abejas es tan elevada que hay muchas especies por descubrir", corrobora la comisaria de la exposición Montserrat Vilà, científica de la Estación Biológica de Doñana (EBD/CSIC). Vilà es una ecòloga que estudia principalmente los factores biológicos y ambientales que determinan la presencia y el éxito de las plantas invasoras, así como sus impactos ecológicos y económicos.

Ella añade que estas especies, pese a su riqueza y protagonismo ambiental, están constantemente amenazadas por la presencia humana. "Nuestro proyecto trata de cómo el uso de colmenas de abejas de la miel y de abejorros manejados para producir frutos fuera de temporada pueden afectar a la biodiversidad de abejas silvestres. Existe el riesgo de que las abejas se vean desplazadas por competencia, por hibridación o por transmisión de patógenos", recuerda Montserrat.

Es necesaria una concienciación sobre el valor de las distintas especies de abejas para el mantenimiento de la biodiversidad. Montserrat recalca que "mucha gente piensa que la función de las abejas es producir miel, sin embargo solo una especie la produce. Hay que visibilizar el valor incalculable que tienen las abejas: son necesarias para que las plantas produzcan frutos y semillas, no en las plantas silvestres, algunas de las cuales se muestran en esta exposición, sino también en las plantas que cultivamos y de las que nos  alimentamos. La polinización por abejas es un servicio ambiental que no tiene precio".

Para apoyar esta labor científica y de concienciación ciudadana, el Museo Casa de la Ciencia exhibirá esta muestra temporal desde el 2 de febrero y hasta el 28 de marzo de 2021, fecha en la que itinerará a otras provincias andaluzas, como Cádiz y Almería.  Se podrá visitar de lunes a domingos de 10:00 a 18:00.

El Museo Casa de la Ciencia de Sevilla es un centro de divulgación del CSIC que cuenta con la colaboración de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidad de la Junta de Andalucía.

Para más información:

http://www.casadelaciencia.csic.es/es/exposicion/abejas-silvestres-andalucia

Ver nota de prensa completa



Otros destacados Otros destacados

Atrás

El impacto humano cambia la forma en que la biodiversidad se organiza

El impacto humano cambia la forma en que la biodiversidad se organiza

La distribución de las especies en la Tierra no es aleatoria, sino el resultado de diversos procesos actuando durante millones de años, como los movimientos tectónicos, las extinciones masivas, o las interacciones ecológicas y evolutivas entre las especies. Esto hace que podamos identificar superficies terrestres en base a la biodiversidad presente, lo que llamamos bioregiones. Así, las especies que viven en distintas bioregiones son características, como se hace evidente al comparar los mamíferos o las aves del África subsahariana con los de Europa o Australia. A diario se acumulan evidencias de como el ser humano está alterando las composiciones de especies de comunidades y ecosistemas. No obstante, las grandes bioregiones del mundo que caracterizan la biodiversidad de los diferentes continentes, se habían asumido resilientes al impacto human debido a su origen más ancestral. Este estudio se ha centrado en las bioregiones definidas por anfibios, mamíferos, y aves, mostrando que las recientes introducciones de especies ya están alterando estas grandes bioregiones. En concreto, las introducciones de anfibios están reasignando el continente de Oceanía en la bioregión del Viejo Mundo, cuando originalmente estaba ubicada en la bioregión del Nuevo Mundo. Las introducciones de aves también están haciendo cada vez más heterogéneas las superficies terrestres ubicadas en el Nuevo Mundo, limitando nuestra capacidad para detectar esta bioregión. Además, las introducciones de mamíferos están homogeneizando las bioregiones africanas y euroasiáticas, haciendo que seamos capaces de identificar una nueva bioregión transcontinental que agruparía África y Eurasia. Desafortunadamente, estos cambios pueden verse incrementados si las especies actualmente amenazadas se extinguen. Estos resultados son alarmantes ya que sugieren que el ser humano está alterando señales históricas, ecológicas, y evolutivas que nos informaban de los procesos que han dado forma a la vida en la Tierra. Los resultados podrían infraestimar la influencia que el ser humano ha tenido a lo largo de su historia sobre la distribución de la biodiversidad. La consideración de introducciones más antiguas como las ocurridas tras la aparición de la agricultura, al igual que otras extinciones locales y globales del pasado como las de la megafauna podrían mostrar una influencia mucho mayor del ser humano sobre la biodiversidad. Este trabajo supone una evidencia de como la magnitud e intensidad de la actividad humana está afectando algunos de los ensamblajes de especies más grandes y antiguos de la Tierra. Las consecuencias de estas alteraciones son imprevisibles pero probablemente pueden afectar las interacciones ecológicas y evolutivas de las especies en el presente y futuro. Estos resultados urgen una vez más a planificar medidas de conservación internacionales que sean capaces de salvar la unicidad de la biodiversidad en cada una de las bioregiones del Planeta. informacion[at]ebd.csic.es: Bernardo-Madrid et al (2019) Human activity is altering the world's zoogeographical regions. Ecol Lett https://doi.org/10.1111/ele.13321


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/ele.13321