Noticias Noticias

Comprendiendo los procesos de fosilización

Se han analizado 3.741 huesos pertenecientes a vertebrados muertos recientemente en el Parque Nacional de Doñana para comprender mejor el modo de formación del registro fósil. Los resultados se suman a otros obtenidos en el Parque Nacional de Amboseli (Kenia) y el Parque Nacional de Yellowstone (Estados Unidos). Para que existan fósiles se ha de partir de la presencia de restos esqueléticos producidos por los animales en los ecosistemas. Esos restos sufrirán una serie de procesos y modificaciones que pueden llevar a su preservación en el registro fósil o a su destrucción antes de que tengan oportunidad de fosilizar. Con este proyecto se ha pretendido comprender mejor los procesos que conducen a la fosilización en el orden en el que ocurren realmente y no a la inversa, que es lo que suelen hacer los paleontólogos cuando estudian un yacimiento fosilífero y tratan construir cómo se formó. Los restos esqueléticos del Parque Nacional de Doñana presentan, en general, una buena preservación, con poca fragmentación. Esto se debe seguramente al bajo número de depredadores de gran tamaño presentes en la zona. Los lobos fueron eliminados de este entorno en la década de los años 50 del siglo XX por lo que los vertebrados analizados en este estudio no cuentan con depredadores naturales. Si bien se ha observado mayor incidencia de la fragmentación de los restos y de las marcas de mordedura en los hábitats de monte, pinar y pradera, estas modificaciones se asocian, fundamentalmente, a animales carroñeros como el jabalí. Este tipo de estudios también permite plantear qué hábitat tiene más posibilidades de dar lugar en el futuro a un yacimiento fosilífero en el Parque Nacional de Doñana. Tres factores son importantes para responder a esto: que haya abundancia de restos, que estos no estén muy fragmentados y que se esté dando el proceso de enterramiento en dicho hábitat. Así, los márgenes de lagunas y arroyos del Parque Nacional de Doñana son los dos hábitats que muestran mayor potencial, ya que cumplen los tres factores. La conclusión del estudio coincide con lo que se observa en el registro fósil de vertebrados, donde muchos yacimientos se dan en sedimentos que correspondieron en el pasado a entornos lacustres y fluviales. En la época geológica actual, que algunos han dado en llamar el Antropoceno, o Edad de los humanos, los animales más abundantes somos nosotros junto a nuestros animales domésticos, como vacas y cerdos. Los antropólogos y paleontólogos del futuro encontrarán con mayor probabilidad restos humanos y de las pocas especies que comemos o que son nuestras mascotas. El Parque Nacional de Doñana permite estudiar los procesos de fosilización en hábitats muy variados. En este estudio se han analizado los huesos presentes en 10 hábitats diferentes mediante 31 transectos (áreas de muestreo) de un kilómetro de longitud examinados a pie. Con cada hallazgo se fue anotando, entre otras variables, la identificación del hueso y de la especie a la que pertenecía, su posición geográfica, el grado de articulación, de fracturación y de enterramiento, así como la presencia de modificaciones en el hueso, como marcas de mordedura, de pisoteo o de erosión. Esta metodología permite localizar y muestrear restos de vertebrados de más cinco kilos, que en Doñana corresponden, fundamentalmente, a ungulados salvajes o semisalvajes (ciervo común, jabalí, gamo, caballo y vaca) y a algunas aves de gran tamaño. Durante cinco semanas de trabajo de campo (repartidas entre 2017 y 2018), se hallaron un total de 3.741 huesos pertenecientes a 341 individuos. La especie más representada en el Parque Nacional de Doñana fue el ciervo común (Cervus elaphus), aunque existen variaciones si se analizan los distintos hábitats de manera independiente. El hábitat con mayor número de restos es el alcornocal, cerca de la aldea de El Rocío. Estudios de monitorización de restos esqueléticos actuales han puesto de relieve su interés no solo para los paleontólogos sino también para los ecólogos. Los restos esqueléticos pueden aportar información acerca de la causa de la muerte de los animales, el uso de recursos o hábitats, o la distribución espacial de las especies analizadas.  informacion[at]ebd.csic.es: Domingo et al (2020) Taphonomic information from the modern vertebrate death assemblage of Doñana National Park, Spain. PLOS ONE 15(11): e0242082. DOI 10.1371/journal.pone.0242082


https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0242082
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Imágenes multiespectrales capturadas por drones para la evaluación de la integridad ecológica de humedales LTER

Imágenes multiespectrales capturadas por drones para la evaluación de la integridad ecológica de humedales LTER

Los sitios de investigación ecológica a largo plazo (LTER) necesitan una evaluación periódica del estado de sus ecosistemas y servicios ambientales para valorar las tendencias observadas y evitar cambios irreversibles. El marco conceptual de la Integridad Ecológica (IE) abre la puerta para evaluar cualquier ecosistema de una manera comparable, al medir indicadores sobre la estructura y los procesos de los diferentes ecosistemas. Este enfoque también permite medir la sostenibilidad de las acciones de gestión de la conservación en el caso de las áreas protegidas. La teledetección mediante imágenes de satélite, aéreas u obtenidas con drones se convierte en una herramienta sinóptica y muy valiosa para mapear rápidamente áreas aisladas e inaccesibles como son los humedales. Sin embargo, se han propuesto pocos indicadores prácticos de teledetección para relacionarlos con los indicadores de IE de los humedales. En este trabajo, se sugiere que se utilicen varios indicadores de teledetección para la evaluación de la IE en humedales y, concretamente, mediante el uso de vehículos aéreos no tripulados (UAV) o drones. Para ello se ha evaluado la aplicabilidad de las imágenes multiespectrales capturadas por drones en dos humedales catalogados como Plataformas de Investigación Socio-Ecológica a Largo Plazo (LTSER) para proporcionar un mapeo detallado de los niveles de inundación, la turbidez y profundidad del agua, así como la cobertura de las plantas acuáticas. Se ha seguido una aproximación empírica para encontrar relaciones lineales entre la reflectancia espectral de las imágenes capturadas por los drones y los indicadores de IE en la marisma de Doñana. La evaluación del método se llevó a cabo utilizando datos de verdad terreno recopilados a lo largo de transectos. Los modelos empíricos resultantes se aplicaron a la marisma de Doñana siendo posible también su aplicación para la Plataforma LTSER de la Isla de Braila en el Danubio (Rumania). Los mapas resultantes son una aportación muy valiosa para evaluar la diversidad del hábitat, la dinámica de los humedales y la productividad del ecosistema con la frecuencia que deseen los gestores o los científicos. Finalmente, también se ha examinado la posibilidad de escalar la información obtenida de los datos de verdad terreno recopilados in situ a imágenes de satélite Sentinel-2 mediante previa segmentación del mosaico multiespectral obtenido con el dron. Se ha encontrado una estrecha relación multiespectral entre las bandas de la cámara Parrot Sequoia embarcada en el dron y las bandas correspondientes del Sentinel-2, lo que permitió extender la información in-situ sobre inundación a la escala de las imágenes de satélite. informacion[at]ebd.csic.es: Díaz-Delgado et al (2019) Rapid assessment of ecological integrity for LTER wetland sites by using UAV multispectral mapping. Drones https://doi.org/10.3390/drones3010003


https://www.mdpi.com/2504-446X/3/1/3