Noticias Noticias

La huella humana y la mortalidad de los buitres

Un estudio ha comprobado que los buitres que viven en áreas más humanizadas, tienen mayores probabilidades de morir debido a causas no naturales provocadas por la actividad humana. Para el estudio se utilizaron dispositivos GPS para comprobar las áreas que frecuentaban 36 buitres leonados del Parque Natural Bardenas Reales de Navarra y otros 30 buitres del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Los datos GPS permitieron conocer cuándo y dónde morían los individuos a lo largo del estudio. En total, en la población de Bardenas Reales murieron 15 buitres mientras que en la población de Cazorla tan sólo murieron 3. Las principales causas de mortalidad fueron las colisiones con vehículos y las electrocuciones en tendidos eléctricos, aunque también se encontraron individuos muertos por intoxicación o por colisionar con aerogeneradores. Explica el estudio que posteriormente, utilizando el conocido como Índice de Huella Humana, se pudo calcular cómo de humanizado estaba el hábitat en el que vivía cada uno de los buitres estudiados. Con estos datos se comprobó que aquellos buitres que habitaban zonas con mayor densidad de población humana e infraestructuras artificiales como carreteras y tendidos eléctricos, tenían mayores probabilidades de morir. Advierte la investigación que en la actualidad los buitres están amenazados en todo el planeta; y recuerda además que son especies de vital importancia no sólo para los ecosistemas, sino también para el bienestar humano, ya que, gracias a su dieta carroñera, eliminan sin coste alguno los cadáveres tanto de animales silvestres como del ganado. En ausencia de buitres, para evitar la expansión de enfermedades como la rabia o la peste, la labor de limpieza debe de ser realizada industrialmente, lo que acarrea no sólo altos costes económicos sino también medioambientales, debido al incremento de las emisiones de CO2 que conlleva el transporte e incineración de los cadáveres. Por eso estos datos son muy preocupantes ya que en el futuro cercano se prevé que crezca la presión humana sobre el medio y, por lo tanto, es muy posible que el estado de conservación de los buitres empeore debido a la alta tasa de mortalidad no natural que provocan los hábitats muy humanizados.. informacion[at]ebd.csic.es: Arrondo et al (2020) Landscape anthropization shapes the survival of a top avian scavenger. Biodivers Conserv. https://doi.org/10.1007/s10531-020-01942-6


https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10531-020-01942-6#
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

La red de conectividad funcional de gaviotas invernantes une siete tipos de hábitats, actuando los arrozales como nodo central

La red de conectividad funcional de gaviotas invernantes une siete tipos de hábitats, actuando los arrozales como nodo central

Las aves son vectores de dispersión de plantas y otros organismos (incluidos patógenos) así como nutrientes y contaminantes. Muchas aves acuáticas cambian entre hábitats terrestres y acuáticos a diario y a través de sus movimientos pueden crear conectividad funcional entre distintos hábitats. La gaviota sombría, una especie invernante en Andalucía, usa diferentes tipos de hábitats como dormidero y como zona de alimentación. Para determinar el papel que tiene esta especie como vector de transporte, se ha creado una red de conectividad entre hábitats basándonos en información detallada GPS. Se utilizaron los sitios más frecuentados como nodos y los vuelos entre sitios como conexiones dentro de la red. En total, se utilizó información de 42 individuos y se determinaron 5,676 vuelos que conectaban 37 nodos diferentes, clasificados en siete hábitats importantes (embalse, lago, puerto, marisma costera, acuicultura, vertedero y arrozal). A través de medidas de centralidad, se determinó que los arrozales de Doñana actúan como nodo central para mantener la red de conectividad en la región de estudio. Además, la primera mitad del invierno coincide con la cosecha de los arrozales y es donde gaviotas pasan la mayor parte del tiempo. En general, el 90% de las conexiones directas implican la presencia de vertederos, hábitat terrestre importante para conectar distintos hábitats acuáticos. La distancia entre nodos limita las probabilidades de conectividad entre nodos por parte de las gaviotas, por lo que, a través de análisis de conectividad, se pudieron determinar diez unidades funcionales espaciales donde la conectividad entre hábitats es mayor. Las mayores tasas de conectividad se concentraron entre Diciembre y Febrero. El papel de los arrozales de Doñana y los vertederos es imprescindible en la red de conectividad de Andalucía. El alto número de conexiones con otros sistemas acuáticos tiene implicaciones importantes para el papel de las gaviotas como vectores de transporte. informacion[at]ebd.csic.es: Martín-Vélez et al (2019) Functional connectivity network between terrestrial and aquatic habitats by a generalist waterbird, and implications for biovectoring. Science Total Environm 107: 135886 DOI 10.1016/j.scitotenv.2019.135886


https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0048969719358814?via%3Dihub#ab0005