Noticias Noticias

Cronología de la urbanización de las aves silvestres: el caso del cernícalo primilla

El cernícalo primilla (Falco naumanni) evolucionó como una especie separada en la radiación del cernícalo del Viejo Mundo a partir del Mioceno tardío. Dado que las primeras ciudades fueron erigidas en el Holoceno, esta rapaz colonial solo se ha convertido en especie urbana recientemente en su historia evolutiva. Hoy, más del 95% de las colonias de cernícalo primilla en España y otros países mediterráneos están en edificios, y el resto se encuentran en afloramientos rocosos, que pueden haber sido el sustrato original de anidación de esta ave que nidifica en cavidades. Conforme a fuentes clásicas, como las obras de Columela y Plinio el Viejo, y la presencia de restos esqueléticos en una villa romana cerca de Madrid, los cernícalos primillas pueden haber anidado en edificios y en zonas urbanas ibéricas durante al menos 2000-2500 años. Sin embargo, no hay colonias supervivientes en estructuras con una antigüedad superior a los 1400 años en España. Para una muestra de 349 colonias en edificios antiguos, la mayoría de las estructuras se habían erigido entre los siglos XV y XVII, lo que impone un límite de tiempo de aproximadamente 300-600 años a la existencia de esas colonias aparentemente inmemoriales. Para ciudades y edificios específicos, las referencias escritas de la presencia de colonias de cernícalo primilla no se remontan a más de dos siglos. De hecho, la Catedral de Sevilla puede ser la estructura con mayor ocupación continua por cernícalos primilla registrados hasta la actualidad, como mínimo desde desde 1834 hasta 2020.  Se propone que los cernícalos primillas se convirtieron en especie urbana cuando tanto las cavidades adecuadas en los edificios como los campos de cereales, donde capturan a sus presas invertebradas, estuvieron disponibles en su área de reproducción original, hace varios milenios. Sin embargo, las colonias urbanas, en contraste con las que se encuentran en sustratos geológicos estables, se han visto obligadas a mudarse repetidamente de un edificio a otro cuando los más antiguos desaparecieron o fueron reconstruidos. informacion[at]ebd.csic.es: Negro et al (2020) A timeline for the urbanization of wild birds: The case of the lesser kestrel. Quaternary Sci Rev https://doi.org/10.1016/j.quascirev.2020.106638


https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0277379120306004?via%3Dihub
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Las ciudades pueden preservar algunas especies amenazadas pero no su función ecológica

Las ciudades pueden preservar algunas especies amenazadas pero no su función ecológica

La urbanización es una de las grandes causas de pérdida de biodiversidad a nivel global. Las respuestas de la fauna a esta profunda transformación en sus hábitat naturales son sin embargo variables, e incluso algunas especies amenazadas pueden asentarse en estos entornos humanizados y formar mayores poblaciones que las presentes en el medio natural. En Junio de 2017 se realizó una expedición a República Dominicana en la que se cubrieron unos 2000 km intentando estimar las abundancias relativas de las dos especies autóctonas de Psitácidas del país en hábitat naturales, rurales y urbanos. Junto al censo poblacional se realizaron entrevistas a la gente local para conocer los impactos que han sufrido este tipo de aves en el país, y por último, tomamos datos de dispersión de semillas para valorar su rol realizando esta función ecológica. Los resultados muestran que para el perico de La Española (Psittacara chloropterus) la abundancia relativa fue 6 veces mayor en entornos urbanos que en la naturaleza y 3 veces más en el caso de la cotorra de La Española (Amazona ventralis). Se descubre que la caza y el mascotismo han diezmado las poblaciones de ambas especies, que actualmente presentan un peor estado de conservación de lo que se pensaba previamente. Por otro lado, se obtuvieron 306 datos de dispersión de semillas de 14 especies de plantas distintas, con una distancia mínima de dispersión que osciló entre 8 a 155 metros. Este ejemplo demuestra como las grandes ciudades de un país pueden ser el último refugio para dos especies amenazadas, pero funciones ecológicas que desempeñan en la naturaleza, como la dispersión de semillas, se perderían si se pierden las poblaciones del medio natural, con consecuencias negativas para las comunidades vegetales (los dispersores de semillas en esta isla son escasos). Los esfuerzos conservacionistas no deberían desatender las poblaciones que habitan ecosistemas naturales aunque las especies en sí encuentren refugio en entornos urbanos. informacion[at]ebd.csic.es: Luna et al (2018) Cities may save some threatened species but not their ecological functions. PeerJ 6:e4908 Doi 10.7717/peerj.4908


https://peerj.com/articles/4908/