Noticias Noticias

Marabuntas de hormigas legionarias en los nidos de Tortugas de Laúd

La mortalidad de los huevos es uno de los principales factores que afectan a la historia de la vida y la conservación de especies ovíparas. Se describe una colonización masiva y críptica de muchos huevos de tortuga laúd (Dermochelys coriacea) en la colonia de cría más importante para la especie que se encuentra en Gabón. Un total de 163 nidos fueron desenterrados en la playa de Kingere, revelando que sólo el 16,7% de los huevos produjeron crías. En el 59% de los nidos, más de la mitad de los huevos estaban muertos y atacados por invertebrados y el 94% tenía al menos un huevo afectado por invertebrados. La tasa de huevos y huevos sin yema afectados por invertebrados dentro de una nidada varió entre el 0% y el 100%, con una proporción promedio de 39% y 52%, respectivamente. Los invertebrados más comunes que interactuaban con los huevos eran cangrejos fantasmas (ocipódidos) e insectos que afectaban al 51% y 82% de los nidos, respectivamente. El cangrejo y el insecto co-ocurrieron en el 33% de los nidos afectados. Las hormigas, identificadas como Dorylus spininodis (Emery 1901) fueron encontradas en el 56% de los nidos excavados. Sin embargo, no fue posible determinar si las hormigas depredaban los huevos vivos o los huevos muertos que ya habían sido depredados. Muy a menudo, cientos de hormigas fueron encontradas ahogadas dentro de los huevos muertos. Las termitas y otros invertebrados se asociaron al hábitat de cría de las tortugas y se identificaron como consumidores oportunistas, siendo este el primer registro de interacción entre termitas y huevos de tortugas. Se encontró una inusual interacción ecológica dentro de las puestas de la tortuga laúd entre las termitas y las hormigas en el 11% de los nidos. La abrupta transición entre el suelo forestal y la playa podría estar favoreciendo una próspera actividad microbiana e invertebrada en el perfil arenoso que coloniza los nidos. informacion[at]ebd.csic.es: Ikaran et al (2020) Cryptic massive nest colonisation by ants and termites in the world's largest leatherback turtle rookery Ethol Ecol Evol 2020. Doi 10.1080/03949370.2020.1715487


https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/03949370.2020.1715487
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Las especies poco abundantes de animales y plantas se organizan en guetos para sobrevivir

Las especies poco abundantes de animales y plantas se organizan en guetos para sobrevivir

Se ha comprobado que las especies poco abundantes se asocian espacialmente en el 90% de las comunidades de animales y plantas estudiadas.  Se concluye que las comunidades de animales y plantas se organizan igual que lo hacemos en las ciudades, en guetos o barrios étnicos donde las especies menos abundantes se agrupan para fomentar su persistencia frente a las más competitivas. Esta organización podría estar detrás de la persistencia de especies raras ya que estas podrían evitar la presión competitiva de las especies más abundantes, bien porque cooperan entre ellas, bien porque prefieren microhábitats concretos o ambas cosas a la vez.  Los resultados de esta investigación sugieren una explicación general para el mantenimiento de la biodiversidad en ambientes competitivos, matizando el principio de exclusión competitiva por el que las especies con las habilidades competitivas más bajas deberían ser excluidas por las competidoras más eficientes. Este patrón podría explicar cómo especies que compiten por los mismos recursos son capaces de coexistir. Para llevar a cabo el estudio, se han analizado más de trescientas comunidades ecológicas de musgos, hierbas, árboles, insectos, arácnidos y corales, entre otros, distribuidas por todo el mundo. Para detectar los guetos o grupos, se utilizaron la teoría de redes mientras que para estudiar los mecanismos que daban lugar a ellos aplicaron simulaciones numéricas. Los resultados de estas simulaciones constatan que la agrupación entre especies poco abundantes es necesaria para explicar los patrones de coexistencia observados a escala mundial.  Estos hallazgos pueden tener profundas implicaciones para la comprensión de la formación de las comunidades ecológicas. Entre sus aplicaciones, los expertos destacan la planificación de la conservación o incluso el estudio de enfermedades humanas relacionadas con el microbioma intestinal, donde la coexistencia de especies es fundamental. Sin embargo, aún se desconocen las interacciones y mecanismos específicos que permiten asociaciones de especies raras, lo que también debería impulsar una nueva agenda de investigación en varios campos de las ciencias de la vida. Información[at]ebd.csic.es: Calatayud et al (2019) Positive associations among rare species and their persistence in ecological assemblages. Nature Ecol Evol. DOI 10.1038/s41559-019-1053-5.


https://www.nature.com/articles/s41559-019-1053-5