Noticias Noticias

La huella humana y la mortalidad de los buitres

Un estudio ha comprobado que los buitres que viven en áreas más humanizadas, tienen mayores probabilidades de morir debido a causas no naturales provocadas por la actividad humana. Para el estudio se utilizaron dispositivos GPS para comprobar las áreas que frecuentaban 36 buitres leonados del Parque Natural Bardenas Reales de Navarra y otros 30 buitres del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Los datos GPS permitieron conocer cuándo y dónde morían los individuos a lo largo del estudio. En total, en la población de Bardenas Reales murieron 15 buitres mientras que en la población de Cazorla tan sólo murieron 3. Las principales causas de mortalidad fueron las colisiones con vehículos y las electrocuciones en tendidos eléctricos, aunque también se encontraron individuos muertos por intoxicación o por colisionar con aerogeneradores. Explica el estudio que posteriormente, utilizando el conocido como Índice de Huella Humana, se pudo calcular cómo de humanizado estaba el hábitat en el que vivía cada uno de los buitres estudiados. Con estos datos se comprobó que aquellos buitres que habitaban zonas con mayor densidad de población humana e infraestructuras artificiales como carreteras y tendidos eléctricos, tenían mayores probabilidades de morir. Advierte la investigación que en la actualidad los buitres están amenazados en todo el planeta; y recuerda además que son especies de vital importancia no sólo para los ecosistemas, sino también para el bienestar humano, ya que, gracias a su dieta carroñera, eliminan sin coste alguno los cadáveres tanto de animales silvestres como del ganado. En ausencia de buitres, para evitar la expansión de enfermedades como la rabia o la peste, la labor de limpieza debe de ser realizada industrialmente, lo que acarrea no sólo altos costes económicos sino también medioambientales, debido al incremento de las emisiones de CO2 que conlleva el transporte e incineración de los cadáveres. Por eso estos datos son muy preocupantes ya que en el futuro cercano se prevé que crezca la presión humana sobre el medio y, por lo tanto, es muy posible que el estado de conservación de los buitres empeore debido a la alta tasa de mortalidad no natural que provocan los hábitats muy humanizados.. informacion[at]ebd.csic.es: Arrondo et al (2020) Landscape anthropization shapes the survival of a top avian scavenger. Biodivers Conserv. https://doi.org/10.1007/s10531-020-01942-6


https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10531-020-01942-6#
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Los humanos y las aves carroñeras facilitan la invasión de hormigas argentinas en el Parque Nacional de Doñana

Los humanos y las aves carroñeras facilitan la invasión de hormigas argentinas en el Parque Nacional de Doñana

La resistencia biótica de las comunidades nativas podría tener un papel en la propagación de especies invasoras. Las comunidades nativas con mayor riqueza de especies serían menos susceptibles a la invasión por especies exóticas que las con menor número de especies, actuando las interacciones interespecíficas como barreras bióticas al crear un entorno altamente competitivo. Este parece ser el caso en la invasión de la hormiga argentina, Linepithema humile, pero solo cuando el ambiente es desfavorable para la supervivencia del invasor. Se estudió el progreso de la invasión de hormigas argentinas a través de hábitats favorables y desfavorables del Parque Nacional de Doñana en tres momentos puntuales que cubren tres décadas (1992, 2000, 2016). Se evaluó la resistencia biótica de la comunidad nativa utilizando la riqueza de especies, así como el dominio y la estructura de la comunidad. También se exploró el papel de los factores abióticos (calidad del hábitat circundante y variables espaciales) y de los vectores potenciales de la dispersión de hormigas argentinas en áreas desfavorables. No se encontró evidencia de resistencia biótica. Por el contrario, la invasión avanzó en árboles con mayor riqueza de especies de hormigas, probablemente porque esos árboles son más grandes y proporcionan más recursos y mejor protección contra la aridez. Además, se encontró evidencia de que la invasión de nuevos árboles a través de una matriz de hábitat desfavorable podría ser influenciada no solo por los humanos, sino también por las aves carroñeras, que podrían actuar como vectores de dispersión de hormigas a través del transporte de carroña consumida también por las hormigas. Dicha expansión a través de los depredadores aéreos podría representar un mecanismo pasado por alto que puede enriquecer nuestra comprensión de las dinámicas de invasión y abrir nuevas oportunidades para el manejo de especies invasoras. informacion[at]ebd.csic.es: Castro-Cobo et al (2019) Humans and scavenging raptors facilitate Argentine ant invasion in Doñana National Park: no counter-effect of biotic resistance. Biol Invasions 21:2221–2232. Doi 10.1007/s10530-019-01971-5


https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10530-019-01971-5