Noticias Noticias

El impacto humano ha contribuido al declive del lince boreal en Europa

Entender la contribución de los procesos evolutivos a largo plazo y los recientes impactos antropogénicos en las actuales pautas genéticas de las especies silvestres es fundamental para evaluar los riesgos genéticos y diseñar estrategias de conservación. El lince boreal, a pesar de tener una población grande y muy distribuida en diferentes regiones geográficas del Planeta, paradójicamente muestra una variabilidad genética muy baja, similar a la de algunas especies en peligro, como el oso pardo de los Apeninos, y sólo un poco más alta que la del lince ibérico. La especie ha sufrido un declive poblacional continuado desde hace miles de años, mucho más acentuado después de la última glaciación, especialmente en Europa. Las poblaciones de lince boreal se mantuvieron genéticamente homogéneas y relativamente abundantes hasta hace 100.000 años, pero empezaron a reducir sus efectivos y a contraer su área de distribución en esa fecha, probablemente como consecuencia del enfriamiento del clima. En este momento, las poblaciones de la parte asiática del continente empezaron a divergir de las europeas hasta que llegaron a aislarse completamente hace 10.000 años. Para el estudio, se secuenciaron 80 genomas completos de muestras de lince boreal de 12 poblaciones con condiciones climáticas y ambientales completamente diferentes, desde bosques templados en Polonia al desierto de Gobi, pasando por bosques de taiga del norte de Siberia hasta la costa oriental rusa. Además del enfriamiento característico de ese período glaciar, también la expansión de los seres humanos podría haber tenido un impacto sobre los linces, tanto de forma indirecta, mediante la caza de las especies silvestres que servían de alimento al lince boreal, por ejemplo los ungulados, como de forma directa sobre las propias poblaciones del lince boreal. En otras palabras, la presencia humana podría haber contribuido al declive y la fragmentación, sobre todo de las poblaciones europeas de este felino. Mientras que la presión humana en Asia fue mucho más baja, en Europa la expansión humana se vio intensificada con el desarrollo de la agricultura, a lo que se habría sumado las políticas de exterminio iniciadas en el siglo XX. El resultado ha sido la desaparición de la especie de casi toda Europa Occidental y el empobrecimiento y diferenciación genética de las poblaciones que quedan. La actividad humana tiene gran impacto en la supervivencia de especies salvajes, pero esta influencia podría haber comenzado ya hace varios milenios, dejando una huella legible en el genoma de los supervivientes. El estudio sugiere que la mejor estrategia para recuperar las poblaciones de lince boreal en Europa, donde la especie está especialmente impactada por influencia antrópica, es asegurar la conectividad entre las poblaciones, con el objetivo de revertir su aislamiento genético y empezar a restaurar el genoma del lince boreal. informacion[at]ebd.csic.es: Lucena-Perez et al (2020). Genomic patterns in the widespread Eurasian lynx shaped by Late Quaternary climatic fluctuations and anthropogenic impacts. MOL ECOL 29(4) DOI 10.1111/mec.15366


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/mec.15366
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Una producción de catecolaminas insólitamente elevada causa pigmentación del pelo tras excreción urinaria en el ciervo

Una producción de catecolaminas insólitamente elevada causa pigmentación del pelo tras excreción urinaria en el ciervo

Nunca se han encontrado concentraciones de hormonas en órdenes de magnitud mayores que nanogramos por mililitro. Este estudio aporta información sobre concentraciones en orina de una catecolamina (norepinefrina) que varían entre 0,05 y 0,5 g/l, y concentraciones de su metabolito dl-3,4-dihidroxifenil glicol (DOPEG) que varían entre 1,0 y 44,5 g/l, en machos de ciervo rojo Cervus elaphus hispanicus salvaje después de realizar análisis de LC-MS. La mancha oscura ventral de los machos de ciervo rojo, una señal sexual recientemente descrita, contiene elevadas cantidades de DOPEG (0,9–266,9 mg/l) adherido a los pelos, mientras que el DOPEG no está presente en el pelo no oscurecido. La formación de esta mancha oscura se explica por la estructura química del DOPEG, que es un o-difenol derivado de catecolaminas susceptible a ser oxidado por el aire y formar alomelaninas, pigmentos carentes de nitrógeno similares a las melaninas cutáneas; por su elevada concentración en orina; y por el comportamiento de pulverización de orina de los ciervos rojos mediante el que la orina es esparcida por el área ventral del cuerpo. En este sentido, el tamaño de la mancha oscura ventral se correlacionó positivamente con la concentración de DOPEG en la orina, que a su vez se correlacionó con la cantidad de DOPEG absorbido en el pelo ventral. Estos resultados constituyen concentraciones de catecolaminas alrededor de un millón de veces más altas que las concentraciones previamente encontradas de alguna hormona en un organismo. Esto puede haber favorecido la evolución de la mancha oscura ventral del ciervo rojo al transferir información sobre la capacidad de lucha a rivales y potenciales parejas. Los límites fisiológicos de producción hormonal en animales son por tanto considerablemente mayores que los que se pensaba previamente. Estos resultados también desvelan un novedoso mecanismo de pigmentación basado en la autoaplicación de orina sobre el pelo. informacion[at]ebd.csic.es: Galván et al (2018) Unprecedented high catecholamine production causing hair pigmentation after urinary excretion in red deer. Cell. Mol. Life Sci. https://doi.org/10.1007/s00018-018-2962-1


https://link.springer.com/article/10.1007/s00018-018-2962-1