Noticias Noticias

Directrices de restauración para mantener los ecosistemas y su biodiversidad

El éxito de los proyectos de restauración de un ecosistema va más allá de la protección de cada especie de plantas o animales que viven en él. Los esfuerzos de renaturalización o rewilding, por su nombre en inglés, han de enfocarse en procesos como la complejidad trófica, las perturbaciones naturales y la dispersión, además de en cómo interaccionan entre ellos para la protección de la biodiversidad. En este trabajo se propone un marco conceptual de renaturalización y una serie de pasos a seguir: que se examinen las funciones del ecosistema, se analicen las perturbaciones y en base a ello se planteen una serie de medidas para restaurar los procesos que se han interrumpido. Todo ello al mismo tiempo que se minimiza la intervención humana. Así, por ejemplo, en un paisaje de llanuras de inundación se podrían eliminar las represas que ya no son necesarias, sumergiendo parte del paisaje. Esto podría crear un hábitat para animales y plantas que anteriormente fueron desplazados por los humanos. La renaturalización se centra en el ecosistema en su conjunto e intenta restaurar funciones a través de medidas específicas, permitiendo que el ecosistema se mantenga con poca o ninguna gestión humana. El cambio global está planteando grandes desafíos para lograr la persistencia de los ecosistemas y su biodiversidad. La expansión de las ciudades, la construcción de carreteras, la proliferación de industrias y las prácticas agrícolas intensivas son algunos de los factores condicionantes. Se han destruido ecosistemas enteros, lo que supone una disminución continua de la biodiversidad. Como consecuencia de esto, muchos ecosistemas ya no pueden realizar tareas importantes como la regulación de inundaciones. Hay que tener una visión madura de la naturaleza, las decisiones en esta materia requieren una buena planificación, y para ello hay que considerar también procesos participativos que involucren a investigadores, a gestores y a grupos locales además de contemplar el monitoreo de las especies y el manejo adaptativo. En esta revisión se presentan los pasos a seguir para promover interacciones beneficiosas entre la sociedad y la naturaleza. Este trabajo reconoce que un buen plan de renaturalización debe contemplar todas las percepciones y mitigar los conflictos, además de replantear algunas políticas y medidas para favorecer el trabajo a una escala mayor. informacion[at]ebd.csic.es Perino et al (2019) Rewilding complex ecosystems. Science DOI: 10.1126/science.aav5570

https://science.sciencemag.org/content/364/6438/eaav5570


https://science.sciencemag.org/content/364/6438/eaav5570
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

De los vertederos a los lagos: las gaviotas como transportadoras de nutrientes

La eutrofización en sistemas acuáticos es un problema global con implicaciones tanto económicas como ecológicas. La guanotrofización ocurre cuando las aves acuáticas utilizan lagos como dormideros...

Evaluación genética del programa de conservación ex situ del lince ibérico

Los programas ex situ se han vuelto críticos para mejorar la conservación de muchas especies amenazadas, ya que establecen poblaciones de respaldo y proporcionan individuos para la reintroducción y...

Los parásitos de la malaria aviar reducen la supervivencia de los mosquitos

Una alteración experimental de la carga de parásitos en las aves infectadas por malaria aviar afecta de manera notable a la supervivencia de los mosquitos que las pican; cuanto más alta es la carga...