Últimas noticias Últimas noticias

Uno de cada tres atropellos de animales en las carreteras pasa desapercibido para la ciencia

Los animales pueden morir por las heridas lejos de las carreteras, rebotar lejos por el choque o quedar retenidos por el vehículo, lo que complica su localización y registro. El estudio ha sido...

Identifican nuevos linajes de parásitos sanguíneos exclusivos de aves que habitan en entornos urbanos

Los resultados del estudio han revelado que algunos parásitos del género Plasmodium, responsables de la malaria aviar, son más diversos en la ciudad que en el campo, presentando algunos linajes que...

La jaiba azul puede recorrer más de 100 kilómetros río arriba

Un equipo científico de la Estación Biológica de Doñana-CSIC alerta de la capacidad de la jaiba azul para invadir tramos de río situados muy lejos de las desembocaduras. Esta capacidad migradora...

Las lluvias de Semana Santa alivian Doñana, pero se necesitan más precipitaciones esta primavera

Durante marzo se han recogido 145,3 l/m2, la mayor parte durante la Semana Santa, según los datos de la ICTS-Doñana. Las lluvias llegan tarde para la invernada, pero todavía serán útiles para la...

El descubrimiento de fósiles de mosquito fantasma sugiere un evento climático extremo en el pasado en Nueva Zelanda

En la actualidad, los mosquitos fantasma están presentes en todos los continentes del mundo excepto en la Antártida y Nueva Zelanda, donde hasta ahora se creía que nunca habían habitado.
No se...

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

LA ICTS – RBD instala una cámara para seguir en directo los últimos días de la laguna de Santa Olalla

Estado de la laguna de Santa Olalla hace unos días. Foto: Miguel de Felipe / EBD-CSIC

La ICTS-Reserva Biológica de Doñana ha instalado este viernes una nueva cámara en el Parque Nacional de Doñana para monitorizar el secado de Santa Olalla, la laguna más grande del enclave natural. Esto sucederá de forma previsible a mediados de agosto, un par de semanas antes que el año pasado. Desde que la Estación Biológica de Doñana tiene registros, nunca antes esta laguna se había secado dos años consecutivos, lo que demuestra el grave estado en el que se encuentra el sistema lagunar de Doñana.

Santa Olalla es la laguna más grande de Doñana y se alimenta principalmente del agua subterránea del acuífero. Es considerada una laguna permanente, es decir, al contrario que otras lagunas más pequeñas, mantiene agua durante todo el año. O al menos, lo mantenía. A finales de agosto de 2022, finalizando el ciclo hidrológico, Santa Olalla agonizaba ante una de las desecaciones más intensa que había sufrido hasta entonces. La laguna ya se había secado por completo en dos ocasiones anteriores, pero nunca ante periodos tan largos de sequía extrema. La dramática imagen de la gran cubeta completamente seca dio la vuelta al mundo.

Este año la imagen previsiblemente se volverá a repetir y mucho antes que el año anterior, lo cual evidencia la situación crítica en la que se encuentra el sistema de lagunas de Doñana, que da refugio a una gran biodiversidad y que constituye uno de los ecosistemas más valiosos del espacio protegido. Ante ello, la ICTS-Reserva Biológica de Doñana ha decidido instalar una cámara en la zona de la cubeta que fue la última en secarse el año pasado para monitorizar periódicamente su estado. La ciudadanía puede observar la retransmisión en directo a través de su página web http://icts.ebd.csic.es/cameras.

La evidencia científica constata que la sequía es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta el sistema lagunar de Doñana, pero también la sobreexplotación del agua del acuífero que lo sustenta. En un estudio publicado recientemente por la Estación Biológica de Doñana - CSIC, se constata que casi el 60% de las lagunas que existían en los años 80 han desaparecido ya. Además, el mismo estudio revela que el 80% se secan antes de lo esperado por la precipitación y un 84% se inundan menos de lo esperado por las condiciones climáticas, lo que demuestra que la actividad humana está alterando su equilibrio natural.

En otro estudio, la Estación Biológica de Doñana – CSIC ha revelado que la progresiva colonización terrestre de las cubetas de las lagunas debido a la escasa inundación es un buen indicador de su deterioro. Muchas de las lagunas de Doñana ya tienen sus cubetas repletas de pinos y matorrales, lo cual atestigua su imposible recuperación. Imágenes satélite ya constatan que la vegetación terrestre también ya ha empezado también a colonizar Santa Olalla.

 

A la izquierda se puede observar una vista aérea de la laguna de Santa Olalla en agosto de 2014 (Héctor Garrido / EBD-CSIC). A la derecha otra imagen aérea muestra la misma laguna en agosto de 2022 (JL Arroyo / EBD-CSIC). En la imagen de 2014, se aprecian las arenas blancas en el fondo seco, pero en 2022 se aprecia cómo la vegetación terrestre ha ido penetrando en la laguna, debido al menor grado de inundación experimentado en los últimos años.


http://icts.ebd.csic.es/cameras