Noticias Noticias

Cronología de la urbanización de las aves silvestres: el caso del cernícalo primilla

El cernícalo primilla (Falco naumanni) evolucionó como una especie separada en la radiación del cernícalo del Viejo Mundo a partir del Mioceno tardío. Dado que las primeras ciudades fueron erigidas en el Holoceno, esta rapaz colonial solo se ha convertido en especie urbana recientemente en su historia evolutiva. Hoy, más del 95% de las colonias de cernícalo primilla en España y otros países mediterráneos están en edificios, y el resto se encuentran en afloramientos rocosos, que pueden haber sido el sustrato original de anidación de esta ave que nidifica en cavidades. Conforme a fuentes clásicas, como las obras de Columela y Plinio el Viejo, y la presencia de restos esqueléticos en una villa romana cerca de Madrid, los cernícalos primillas pueden haber anidado en edificios y en zonas urbanas ibéricas durante al menos 2000-2500 años. Sin embargo, no hay colonias supervivientes en estructuras con una antigüedad superior a los 1400 años en España. Para una muestra de 349 colonias en edificios antiguos, la mayoría de las estructuras se habían erigido entre los siglos XV y XVII, lo que impone un límite de tiempo de aproximadamente 300-600 años a la existencia de esas colonias aparentemente inmemoriales. Para ciudades y edificios específicos, las referencias escritas de la presencia de colonias de cernícalo primilla no se remontan a más de dos siglos. De hecho, la Catedral de Sevilla puede ser la estructura con mayor ocupación continua por cernícalos primilla registrados hasta la actualidad, como mínimo desde desde 1834 hasta 2020.  Se propone que los cernícalos primillas se convirtieron en especie urbana cuando tanto las cavidades adecuadas en los edificios como los campos de cereales, donde capturan a sus presas invertebradas, estuvieron disponibles en su área de reproducción original, hace varios milenios. Sin embargo, las colonias urbanas, en contraste con las que se encuentran en sustratos geológicos estables, se han visto obligadas a mudarse repetidamente de un edificio a otro cuando los más antiguos desaparecieron o fueron reconstruidos. informacion[at]ebd.csic.es: Negro et al (2020) A timeline for the urbanization of wild birds: The case of the lesser kestrel. Quaternary Sci Rev https://doi.org/10.1016/j.quascirev.2020.106638


https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0277379120306004?via%3Dihub
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

No hay dos sin tres

No hay dos sin tres

Las infraestructuras lineales, como caminos y cortafuegos, pueden favorecer los encuentros entre depredadores y presas, posiblemente afectando a sus dinámicas poblacionales. Sin embargo, las evidencias empíricas en este contexto son todavía escasas. En una red de caminos del Espacio Natural de Doñana, se ha estudiado el efecto de la abundancia de zorros y su principal presa, el conejo, sobre la selección de hábitat en una presa alternativa, el chotacabras cuellirrojo. Los chotacabras acuden para alimentarse a los mismos caminos que los zorros utilizan para buscar presas alternativas en periodos de escasez de conejos, por lo que el riesgo de depredación al que se exponen puede fluctuar en el tiempo. En contra de lo esperado, los chotacabras continuaron utilizando los caminos cuando los zorros fueron más abundantes, aunque se mostraron mucho más cautelosos a la hora de elegir sus posaderos. En periodos de alto riesgo, se situaron cerca del borde, junto a plantas de gran porte que actúan como una barrera protectora frente a los ataques de depredadores terrestres. Por el contrario, cuando el riesgo de depredación se redujo, se posicionaron frente a plantas más bajas, más alejados del borde. Este trabajo muestra cómo la plasticidad de esta especie en la selección de microhábitat le permite alimentarse incluso en las zonas donde su depredador es más abundante, a la vez que pone de manifiesto el importante papel que las estructuras lineales pueden tener en las relaciones interespecíficas. informacion[at]ebd.csic.es: Camacho et el (2017) Nightjars, rabbits, and foxes interact on unpaved roads: spatial use of a secondary prey in a shared-predator system. Ecosphere DOI: 10.1002/ecs2.1611


http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ecs2.1611/full