Noticias Noticias

Conectar la biodiversidad usando las líneas eléctricas de transporte

La respuesta ecológica más común al cambio climático son los cambios en las áreas de distribución de especies. Sin embargo, la fragmentación del paisaje compromete la capacidad de especies de dispersión limitada para moverse siguiendo estos cambios climáticos. Construir entornos conectados que permitan a las especies rastrear los cambios climáticos, es uno de los principales desafíos de la biología de la conservación. Para ello, en este estudio se ha llevado a cabo un experimento de 4 años para determinar si las bases de las torres de transporte de energía eléctrica podrían transformarse en reservas de biodiversidad para pequeños animales. Se ha analizado si la gestión del hábitat ubicado dentro de la base de estas torres (con una superficie de 100 m2 en los que se habilitó refugio con piedras medianas a grandes, y se plantaron arbustos nativos) permitió aumentar la riqueza local de especies como pequeños mamíferos y algunos grupos de invertebrados. Los resultados confirmaron que, modificando la base de las torres de transporte de eléctricidad, se podía incrementar la densidad y diversidad de varias especies de invertebrados y pequeños mamíferos así como el número de aves y especies de aves, incrementado la biodiversidad local. El estudio sugiere que modificando la base de las torres eléctricas se podría facilitar la conexión de poblaciones fragmentadas. Esta idea podría ser de fácil aplicación en cualquier red de transmisión en cualquier lugar en el mundo, haciendo posible por primera vez la construcción de redes de conectividad de escala continental. informacion[at]ebd.csic.es: Ferrer et al (2020) Transporting Biodiversity Using Transmission Power Lines as Stepping-Stones? Diversity 12(11): 439; https://doi.org/10.3390/d12110439

ver nota de prensa


https://www.mdpi.com/1424-2818/12/11/439
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

“Obsolescencia planificada” en el plumaje de las especies de alaúdidos

"Obsolescencia planificada" en el plumaje de las especies de alaúdidos

Los alaúdidos presentan un plumaje muy desgastado durante la mayor parte del ciclo anual, hasta el punto de que las guías de campo de identificación representan típicamente especies de alondras tanto en el plumaje fresco como en el desgastado. La naturaleza efímera de las plumas de la alondra es aún más extraña sabiendo que las alondras se encuentran entre los pocos paseriformes que sufren una sola muda anual. Por el contrario, la mayoría de las aves canoras muda plumas dos veces al año. Las alondras son aves de color inconspicuo que habitan en el suelo y viven en áreas abiertas, ocupando así un nicho donde la abrasión por el aire y las partículas del suelo es máxima. Se ha observado que las plumas de alondra tienen flecos sin melanizar y son propensas a romperse. Las alondras pueden haber hecho de necesidad virtud: posiblemente no pueden evitar un daño prematuro de su frágil plumaje y, en lugar de incurrir en repetidas y costosas mudas, obtienen la ventaja de una forma de cripsis conocida como camuflaje disruptivo. Cuando se rompen las plumas, crean un patrón serrado aleatorio, que anula el efecto de las líneas suaves que los depredadores detectan más fácilmente. informacion[at]ebd.csic.es: Negro et al (2019) Adaptive plumage wear for increased crypsis in the plumage of Palearctic larks (Alaudidae). Ecology https://doi.org/10.1002/ecy.2771


https://esajournals.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/ecy.2771