Noticias Noticias

La migración marítima de las cigüeñas por el estrecho de Gibraltar

Las aves planeadoras como las cigüeñas y las grandes rapaces han evolucionado para volar explotando las corrientes "térmicas" de aire ascendente, elevándose sin esfuerzo para luego deslizarse entre térmicas sucesivas, y recorriendo así enormes distancias con un gasto energético mínimo. Sin embargo, las rutas migratorias se ven con frecuencia atravesadas por grandes masas de agua, como el Mar Mediterráneo que se interpone entre Europa y África. En los tramos acuáticos, la ausencia de térmicas impide el vuelo de remonte y planeo, convirtiéndose en medios hostiles y peligrosos que dificultan el movimiento y pueden provocar la muerte por ahogamiento. Para evaluar el efecto del mar sobre las capacidades de vuelo de las grandes aves planeadoras, se marcaron varios grupos de cigüeñas blancas con sensores GPS, altímetros y acelerómetros miniaturizados instalados en las aves en plena migración. Este marcaje permitió medir y comparar las estrategias de vuelo antes, durante y después de cruzar el estrecho de Gibraltar, caracterizando así el desplazamiento migratorio de los tramos que conectan las zonas de cría europeas con los cuarteles de invernada africanos. El trayecto marino cambió por completo el modo de desplazamiento de las cigüeñas, obligando a ejecutar vuelos dominados por un intenso y costoso aleteo a lo largo de trayectorias descendentes, marcadamente rectilíneas y con altas velocidades que duplicaron el gasto energético respecto a desplazamientos terrestres. Estos resultados apoyaron la hipótesis de la barrera de agua, es decir, la idea de que las masas de agua funcionan efectivamente como una barrera al desplazamiento difícil de atravesar. En contraposición, los trayectos terrestres registrados a ambos lados del estrecho mostraron vuelos dominados por remontes y planeos realizados con poco gasto energético, a lo largo de trayectorias ascendentes y muy tortuosas particularmente durante los tramos previos al marino, respaldando así la idea de que las cigüeñas necesitan explorar y negociar el cruce de la barrera. Las posiciones de cada individuo a ambos lados del estrecho fueron altamente predecibles por la intensidad de los vientos laterales y el lugar elegido para entrar al campo de Gibraltar. Además, las cigüeñas no mostraron movimientos compensatorios terrestres que anticipasen la esperable deriva generada por el viento durante el cruce marino. La distancia entre Europa y África en el punto elegido de partida al mar, la altitud de salida y los vientos fueron los mayores determinantes de la eficacia del vuelo sobre el mar, explicando las distancias y tiempos de vuelo marino, las elevaciones mínimas sobre el mar, velocidades, ángulos de ascenso y el gasto energético. Este estudio proporciona un excelente ejemplo a alta resolución para comprender cómo ajustan las aves su comportamiento y fisiología conforme se desplazan a través de un medio cambiante, y cómo reasignan sus recursos y modifican su movimiento para superar los peligros de una barrera ecológica como es el estrecho de Gibraltar. informacion[at]ebd.csic.es: Blas et al (2020) Overland and oversea migration of white storks through the water barriers of the straits of Gibraltar. Scientific Reports 10: 20760. DOI 10.1038/s41598-020-77273-x. VER Nota de prensa


www.nature.com/articles/s41598-020-77273-x
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Cuando muestreos de campo y teledetección se combinan

Cuando muestreos de campo y teledetección se combinan

La implementación de programas de seguimiento a largo plazo que informen eficazmente a la gestión de espacios protegidos es una prioridad absoluta. En los bosques de ribera, las presiones históricas interactúan con la compleja dinámica multiescala de los sistemas fluviales y requieren enfoques integradores para identificar las causas de su deterioro y la pérdida de servicios ambientales. La combinación de un marco conceptual como el Driver-Pressure-State-Impact-Response (DPSIR) junto con el desarrollo de indicadores biológicos válidos ha contribuido al análisis de las causas de cambio y sus efectos en el ecosistema para formular medidas de conservación coordinadas. En este trabajo, se evalúan los resultados de una década de seguimiento del bosque de ribera del Arroyo de la Rocina. Para ello, se ha adoptado el marco DPSIR con objeto de identificar los principales factores de cambio tanto ambientales como en los usos del suelo. Se han analizado los efectos a través de indicadores biológicos relacionados con las especies arbóreas fundadoras y hemos comparado la consistencia de dichos factores y sus efectos a dos escalas espaciales. El programa de seguimiento se lleva a cabo en uno de los bosques de ribera mejor conservados del Sur de Europa, ubicado en el Parque Nacional de Doñana, dominado por Salix atrocinerea y Fraxinus angustifolia. El programa combina muestreos de campo en una red de parcelas permanentes junto con información obtenida por teledetección. La clasificación de imágenes hiperespectrales permitió discriminar y evaluar los cambios en la cobertura de ambas especies en todo el bosque. Sin embargo, las imágenes no permitieron valorar el estado ecológico de las poblaciones forestales. Los muestreos de campo revelaron una disminución general de las poblaciones de Salix, especialmente en los primeros cinco años de muestreo, un factor muy probablemente asociado con un efecto de decalaje de los recientes cambios en la hidrología de la cuenca y los recientes episodios climáticos extremos. A pesar de confirmarse una regeneración sexual muy reducida, la estrategia de rebrote permite a los individuos de sauce de larga vida persistir en complejas dinámicas espaciales. Este hecho sugiere el comienzo de una recuperación del bosque de ribera a resultas de las recientes respuestas de gestión para controlar la extracción excesiva de agua en la cuenca. Se resalta así la necesidad de continuar el programa de seguimiento a largo plazo. El marco DPSIR resultó útil como herramienta conceptual para analizar todo el sistema, mientras que la complementación de los muestreos de campo y la teledetección permitió cuantificar las tendencias de los indicadores, mejorar el diseño de seguimiento e informar adecuadamente para la toma de decisiones. información[at]ebd.csic.es: Rodríguez-González et al (2017)  Long-term monitoring for conservation management: Lessons from a case study integrating remote sensing and field approaches in floodplain forests J Environ Manage   http://dx.doi.org/10.1016/j.jenvman.2017.01.067


http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0301479717300853