Noticias Noticias

Impacto de la pesca sobre las tortugas marinas

La captura accidental de tortugas marinas por parte de la pesca industrial está recibiendo una atención creciente en los últimos años debido al gran impacto sobre estas especies amenazadas. Esta cuestión se ha evaluado en las aguas del sur de España que albergan una importante área de alimentación de tortugas bobas y laúd, incluida la población de tortugas boba del Atlántico oriental, que está en peligro de extinción. Para cuantificar el impacto que las diferentes pesquerías representan para las tortugas marinas, 272 pescadores respondieron a detallados cuestionarios ilustrados en los principales puertos de Andalucía y Murcia durante el año 2014. Este estudio ha actualizado los conocimientos sobre la captura accidental de tortugas en el Mediterráneo sudoccidental, revelando un impacto generalizado de las pesquerías en las tortugas marinas. Los pescadores reconocieron una captura anual de 2,3 tortugas por embarcación. Teniendo en cuenta el censo de barcos de pesca industrial en la zona de estudio (1182), más de 2840 tortugas marinas podrían ser capturadas accidentalmente cada año en la zona de estudio. La mayor parte de las capturas (96,2%) se produjeron durante el verano. Estos resultados sugieren que la mayoría de las pesquerías legales (palangre de superficie, red de cerco, arrastre y pesca a pequeña escala) tienen un grave impacto en las zonas de alimentación de la tortuga boba en el Mediterráneo sudoccidental. Los pescadores sugieren que la pesca de altura realizada por pescadores extranjeros e ilegales y las almadrabas también están causando una importante captura accidental de tortugas. Para mitigar este impacto se recomiendan varias medidas, como revisar el cumplimiento de los reglamentos pesqueros y ambientales vigentes, modificar las técnicas de captura accidental de tortugas (por ejemplo, reducir el uso de calamares como cebo y colocar los anzuelos a mayor profundidad en la columna de agua), facilitar el rescate y el manejo de las tortugas heridas y su transporte al puerto para su recuperación, y reconocer los esfuerzos de los pescadores por realizar una pesca más sostenible. informacion[at]ebd.csic.es: Marco et al (2020) Sea turtle bycatch by different types of fisheries in southern Spain. Basic and Applied Herpetology https://doi.org/10.11160/bah.187


http://ojs.herpetologica.org/index.php/bah/article/view/187
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

El impacto humano cambia la forma en que la biodiversidad se organiza

El impacto humano cambia la forma en que la biodiversidad se organiza

La distribución de las especies en la Tierra no es aleatoria, sino el resultado de diversos procesos actuando durante millones de años, como los movimientos tectónicos, las extinciones masivas, o las interacciones ecológicas y evolutivas entre las especies. Esto hace que podamos identificar superficies terrestres en base a la biodiversidad presente, lo que llamamos bioregiones. Así, las especies que viven en distintas bioregiones son características, como se hace evidente al comparar los mamíferos o las aves del África subsahariana con los de Europa o Australia. A diario se acumulan evidencias de como el ser humano está alterando las composiciones de especies de comunidades y ecosistemas. No obstante, las grandes bioregiones del mundo que caracterizan la biodiversidad de los diferentes continentes, se habían asumido resilientes al impacto human debido a su origen más ancestral. Este estudio se ha centrado en las bioregiones definidas por anfibios, mamíferos, y aves, mostrando que las recientes introducciones de especies ya están alterando estas grandes bioregiones. En concreto, las introducciones de anfibios están reasignando el continente de Oceanía en la bioregión del Viejo Mundo, cuando originalmente estaba ubicada en la bioregión del Nuevo Mundo. Las introducciones de aves también están haciendo cada vez más heterogéneas las superficies terrestres ubicadas en el Nuevo Mundo, limitando nuestra capacidad para detectar esta bioregión. Además, las introducciones de mamíferos están homogeneizando las bioregiones africanas y euroasiáticas, haciendo que seamos capaces de identificar una nueva bioregión transcontinental que agruparía África y Eurasia. Desafortunadamente, estos cambios pueden verse incrementados si las especies actualmente amenazadas se extinguen. Estos resultados son alarmantes ya que sugieren que el ser humano está alterando señales históricas, ecológicas, y evolutivas que nos informaban de los procesos que han dado forma a la vida en la Tierra. Los resultados podrían infraestimar la influencia que el ser humano ha tenido a lo largo de su historia sobre la distribución de la biodiversidad. La consideración de introducciones más antiguas como las ocurridas tras la aparición de la agricultura, al igual que otras extinciones locales y globales del pasado como las de la megafauna podrían mostrar una influencia mucho mayor del ser humano sobre la biodiversidad. Este trabajo supone una evidencia de como la magnitud e intensidad de la actividad humana está afectando algunos de los ensamblajes de especies más grandes y antiguos de la Tierra. Las consecuencias de estas alteraciones son imprevisibles pero probablemente pueden afectar las interacciones ecológicas y evolutivas de las especies en el presente y futuro. Estos resultados urgen una vez más a planificar medidas de conservación internacionales que sean capaces de salvar la unicidad de la biodiversidad en cada una de las bioregiones del Planeta. informacion[at]ebd.csic.es: Bernardo-Madrid et al (2019) Human activity is altering the world's zoogeographical regions. Ecol Lett https://doi.org/10.1111/ele.13321


https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/ele.13321