Noticias Noticias

La migración marítima de las cigüeñas por el estrecho de Gibraltar

Las aves planeadoras como las cigüeñas y las grandes rapaces han evolucionado para volar explotando las corrientes "térmicas" de aire ascendente, elevándose sin esfuerzo para luego deslizarse entre térmicas sucesivas, y recorriendo así enormes distancias con un gasto energético mínimo. Sin embargo, las rutas migratorias se ven con frecuencia atravesadas por grandes masas de agua, como el Mar Mediterráneo que se interpone entre Europa y África. En los tramos acuáticos, la ausencia de térmicas impide el vuelo de remonte y planeo, convirtiéndose en medios hostiles y peligrosos que dificultan el movimiento y pueden provocar la muerte por ahogamiento. Para evaluar el efecto del mar sobre las capacidades de vuelo de las grandes aves planeadoras, se marcaron varios grupos de cigüeñas blancas con sensores GPS, altímetros y acelerómetros miniaturizados instalados en las aves en plena migración. Este marcaje permitió medir y comparar las estrategias de vuelo antes, durante y después de cruzar el estrecho de Gibraltar, caracterizando así el desplazamiento migratorio de los tramos que conectan las zonas de cría europeas con los cuarteles de invernada africanos. El trayecto marino cambió por completo el modo de desplazamiento de las cigüeñas, obligando a ejecutar vuelos dominados por un intenso y costoso aleteo a lo largo de trayectorias descendentes, marcadamente rectilíneas y con altas velocidades que duplicaron el gasto energético respecto a desplazamientos terrestres. Estos resultados apoyaron la hipótesis de la barrera de agua, es decir, la idea de que las masas de agua funcionan efectivamente como una barrera al desplazamiento difícil de atravesar. En contraposición, los trayectos terrestres registrados a ambos lados del estrecho mostraron vuelos dominados por remontes y planeos realizados con poco gasto energético, a lo largo de trayectorias ascendentes y muy tortuosas particularmente durante los tramos previos al marino, respaldando así la idea de que las cigüeñas necesitan explorar y negociar el cruce de la barrera. Las posiciones de cada individuo a ambos lados del estrecho fueron altamente predecibles por la intensidad de los vientos laterales y el lugar elegido para entrar al campo de Gibraltar. Además, las cigüeñas no mostraron movimientos compensatorios terrestres que anticipasen la esperable deriva generada por el viento durante el cruce marino. La distancia entre Europa y África en el punto elegido de partida al mar, la altitud de salida y los vientos fueron los mayores determinantes de la eficacia del vuelo sobre el mar, explicando las distancias y tiempos de vuelo marino, las elevaciones mínimas sobre el mar, velocidades, ángulos de ascenso y el gasto energético. Este estudio proporciona un excelente ejemplo a alta resolución para comprender cómo ajustan las aves su comportamiento y fisiología conforme se desplazan a través de un medio cambiante, y cómo reasignan sus recursos y modifican su movimiento para superar los peligros de una barrera ecológica como es el estrecho de Gibraltar. informacion[at]ebd.csic.es: Blas et al (2020) Overland and oversea migration of white storks through the water barriers of the straits of Gibraltar. Scientific Reports 10: 20760. DOI 10.1038/s41598-020-77273-x. VER Nota de prensa


www.nature.com/articles/s41598-020-77273-x
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

El transporte humano en las áreas protegidas y su efecto sobre las aves carroñeras

El transporte humano en las áreas protegidas y su efecto sobre las aves carroñeras

La expansión de las redes de carreteras y el aumento del tráfico alteran los hábitos de comportamientos de ciertas especies animales. Aquí se muestran las amenazas para la biodiversidad que supone el transporte humano en parques naturales. El estudio, realizado en el Parque Natural de las Bardenas Reales, Navarra, revela que determinadas especies carroñeras tratan de alimentarse en periodos horarios de menor densidad de tráfico. El aumento del número de carreteras y su proximidad, la densidad de tráfico, y el uso de vehículos en estas áreas protegidas modifican los patrones de acceso a recursos en las aves carroñeras estudiadas. Se dispusieron 130 cadáveres situados a distintas distancias de una carretera del espacio protegido. La densidad de vehículos fue medida gracias a los contadores de tráfico, mientras que la asistencia de los carroñeros fue registrada mediante cámaras ocultas. Las especies más observadas fueron el buitre leonado (59,4%) y el alimoche (37,7%). Además, se registraron otras cinco especies de aves. La principal conclusión es que las carreteras y el tráfico pueden desencadenar consecuencias en la estructura y el funcionamiento de las redes tróficas. El número de especies y la probabilidad de consumo se reducen conforme más cerca se ubicaba el cadáver a la carretera y a mayor densidad de tráfico. En concreto, los patrones del buitre leonado demuestran que evitan los niveles máximos de tráfico. No obstante, el mismo estudio señala que no sería apropiado establecer generalizaciones para todas las especies de carroñeros. Que las carreteras producían afecciones negativas al medio ambiente era algo ya conocido pero aquí se demuestra que también la intensidad de tráfico rodado determina afecciones a procesos ecológicos complejos como es el consumo compartido de un recurso trófico por un gremio de aves. El tráfico provoca que las poblaciones se aíslen y estas especies necesitan corredores que conecten áreas de dispersión. Se reclama una mayor responsabilidad a la hora de regular la planificación de carreteras y caminos dentro de las áreas protegidas, de tal modo que converjan con la conservación de la vida silvestre. informacion[at]ebd.csic.es Donazar et al (2018) Tourism in protected areas: Disentangling road and traffic effects on intra-guild scavenging processes. Sci Total Environ https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2018.02.186


https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0048969718305850?via%3Dihub