Noticias Noticias

Cronología de la urbanización de las aves silvestres: el caso del cernícalo primilla

El cernícalo primilla (Falco naumanni) evolucionó como una especie separada en la radiación del cernícalo del Viejo Mundo a partir del Mioceno tardío. Dado que las primeras ciudades fueron erigidas en el Holoceno, esta rapaz colonial solo se ha convertido en especie urbana recientemente en su historia evolutiva. Hoy, más del 95% de las colonias de cernícalo primilla en España y otros países mediterráneos están en edificios, y el resto se encuentran en afloramientos rocosos, que pueden haber sido el sustrato original de anidación de esta ave que nidifica en cavidades. Conforme a fuentes clásicas, como las obras de Columela y Plinio el Viejo, y la presencia de restos esqueléticos en una villa romana cerca de Madrid, los cernícalos primillas pueden haber anidado en edificios y en zonas urbanas ibéricas durante al menos 2000-2500 años. Sin embargo, no hay colonias supervivientes en estructuras con una antigüedad superior a los 1400 años en España. Para una muestra de 349 colonias en edificios antiguos, la mayoría de las estructuras se habían erigido entre los siglos XV y XVII, lo que impone un límite de tiempo de aproximadamente 300-600 años a la existencia de esas colonias aparentemente inmemoriales. Para ciudades y edificios específicos, las referencias escritas de la presencia de colonias de cernícalo primilla no se remontan a más de dos siglos. De hecho, la Catedral de Sevilla puede ser la estructura con mayor ocupación continua por cernícalos primilla registrados hasta la actualidad, como mínimo desde desde 1834 hasta 2020.  Se propone que los cernícalos primillas se convirtieron en especie urbana cuando tanto las cavidades adecuadas en los edificios como los campos de cereales, donde capturan a sus presas invertebradas, estuvieron disponibles en su área de reproducción original, hace varios milenios. Sin embargo, las colonias urbanas, en contraste con las que se encuentran en sustratos geológicos estables, se han visto obligadas a mudarse repetidamente de un edificio a otro cuando los más antiguos desaparecieron o fueron reconstruidos. informacion[at]ebd.csic.es: Negro et al (2020) A timeline for the urbanization of wild birds: The case of the lesser kestrel. Quaternary Sci Rev https://doi.org/10.1016/j.quascirev.2020.106638


https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0277379120306004?via%3Dihub
Promedio (0 Votos)

Últimas noticias Últimas noticias

Atrás

Identificando las áreas más amenazadas del mar Mediterráneo

Identificando las áreas más amenazadas del mar Mediterráneo

El estudio se enmarca en el concepto de Espacios Operativos Seguros (SOS, del término inglés safe operating space), que determina un espacio multidimensional dentro del cual se encontraría un ecosistema y que está delimitado por diferentes tipos de impactos como serían la contaminación, la pesca o la temperatura del agua. Para que este ecosistema se encuentre en condiciones adecuadas, las magnitudes de los impactos no deberían sobrepasar unos determinados umbrales, de manera que, si la magnitud de un impacto aumenta, los umbrales del resto disminuyen y viceversa. Delimitando un SOS a partir de impactos climáticos y humanos, al disminuir la presión antrópica, el umbral para los impactos climáticos por encima del cual el ecosistema colapsaría aumenta y, por tanto, aumentaría la capacidad del ecosistema de resistir a los impactos ambientales asociados al cambio climático. Para delimitar espacialmente los potenciales impactos que afectarían el mar Mediterráneo, se han combinado múltiples metodologías y bases de datos como las series temporales más largas existentes de datos de teledetección -imágenes de satélites espaciales- que proporcionan información sobre, por ejemplo, la temperatura de la superficie marina. Se han utilizado también los datos sobre la distribución de la presión pesquera proporcionada por la ‘Global Fishing Watch'. Según el estudio, aquellas zonas más afectadas por los impactos humanos serían potencialmente más vulnerables al cambio climático. En concreto, los resultados muestran que hay determinadas zonas particularmente vulnerables como el mar Adriático, el mar Egeo, la costa africana o el mar Catalán, donde la intensidad de pesca es muy elevada. Si a esto se le suma el incremento de la temperatura del mar provocada por el calentamiento global, el resultado es que habrá especies de gran valor comercial como la sardina que se verán particularmente impactadas, ya que es extremadamente sensible al incremento de la temperatura. El saber cómo se distribuyen espacialmente estas amenazas puede ayudar a la gestión de determinadas actividades como la pesca. Por ejemplo, puede servir para regular estas actividades en áreas particularmente afectadas o desplazar la pesca a zonas que estén menos impactadas por otras amenazas. Está aproximación permite evidenciar dónde se debería de actuar localmente para minimizar los impactos de un problema global como es el cambio climático. Las administraciones locales no pueden por si solas combatir el cambio climático, ya que requiere el consenso y la actuación de toda la comunidad internacional. Sin embargo, gestionando otros posibles impactos más locales se puede disminuir la "vulnerabilidad" de determinadas áreas y ecosistemas al cambio climático. Además de combatir el calentamiento global, una posible medida de mitigación pasaría por gestionar impactos más locales. informacion[at]ebd.csic.es: Ramírez et al (2018) Spatial congruence between multiple stressors in the Mediterranean Sea may reduce its resilience to climate impacts. Scientific Reports 8:14871 DOI 10.1038/s41598-018-33237-w


https://www.nature.com/articles/s41598-018-33237-w